•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las mujeres de Guatemala adquieren cada más relevancia en la política de su país y se han convertido en protagonistas de las elecciones que se celebran el próximo domingo, máxime cuando, por primera vez en la historia, la Presidencia de la República puede quedar en sus manos.

La candidatura presidencial de la ex primera dama Sandra Torres (2008-2012), que busca la primera magistratura de la mano del partido que fundó junto a su exmarido y expresidente, Álvaro Colom, y la de Zury Ríos Sosa, hija del exdictador José Efraín Ríos Montt, ilustran la tenacidad femenina en esta campaña electoral.

Torres, de Unión Nacional de la Esperanza (UNE), consiguió posicionarse este año como una de las candidatas a la Presidencia, después de la larga batalla legal que emprendió en los anteriores comicios de 2011, cuando las autoridades prohibieron su candidatura tras divorciarse de Álvaro Colom (2008-2012).

Ríos Sosa, hija de Ríos Montt, el exdictador con demencia irreversible que se enfrentará a un juicio especial por la matanza de más de mil indígenas, consiguió oponerse a la ley que impide a los hijos de exdictadores optar a la Presidencia.

Según las últimas encuestas, Torres tiene una intención de voto del 14,7 % y se sitúa en el tercer lugar por detrás del favorito, Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Lider), con el 24,9 %, y de Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCN) con un 16,2 %, mientras que Ríos Sosa baja hasta el cuarto escalón, con un 4,9 %.

A pesar de la distancia en las encuestas, ambas mujeres son ejemplo del tesón que es necesario para pujar en la lucha por la Presidencia del país.

Según el estudio "Entre la Realidad y el Desafío: Mujeres y Participación Política en Guatemala", realizado por el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI) y ONU Mujeres, aunque ha habido un incremento en la participación de las mujeres en los comicios anteriores, los obstáculos siguen siendo varios.

Esto se debe a que las mujeres que optan a algún cargo público siguen teniendo menores probabilidades de contar con la información, los contactos y los recursos para ser reconocidas como lideresas y, por ende, están en desventaja en la contienda política.

Desde el ángulo de los pueblos indígenas, el porcentaje de las mujeres electas cayó de un 2,53 % en 2007 a apenas un 1,89 % en 2011.

Sólo siete alcaldías (un 2 %) fueron ocupadas por mujeres de un total de 336, tan solo una alcaldesa más que en las elecciones de 2007, pero ninguna fue ocupada por una mujer indígena.

La inclusión de las mujeres en la vida política guatemalteca se inició con la reforma de la Constitución en 1945 y continuó a partir de 1982 cuando Guatemala ratificó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer, que busca evitar cualquier discriminación.

Desde entonces, la participación femenina ha ido progresando en el proceso electoral, aunque no sucede lo mismo en los altos puestos, donde se evidencia una gran desproporción entre hombres y mujeres.

La diputada Nineth Montenegro, de la formación Encuentro por Guatemala, publicó un estudio titulado "El desafío de la participación política de la mujer en Guatemala" en el que asegura que esta situación de "discriminación y exclusión histórica" de la mujer es algo habitual en los países de la región.

"La mujer está ausente del ámbito público, el cual se considera un dominio exclusivo de los hombres. Los estereotipos persisten y continúan siendo inculcados en el hogar y en la escuela, de tal suerte que en las mujeres predomina su rol en la casa y su papel reproductor", sostiene.

Agrega que, además, hay sectores "mayoritarios" de la población que creen que la mujer "no está preparada" para ejercer cargos como la Presidencia de la República.

Así, llama a impulsar una visión "más integral" que imprima "competencia sana y de calidad" para mejorar la situación de la mujer en la arena política y acabar con una situación "aún precaria".

Según el padrón electoral, el 53,91 % de los más de 7,5 millones de guatemaltecos aptos para votar en los comicios del próximo 6 de septiembre son mujeres, algo nunca visto en este país centroamericano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus