•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno envió a la Asamblea Nacional con trámite de urgencia un paquete de reformas que mantiene el subsidio a los consumidores de hasta 150 kilovatios y establece que los precios de venta de las generadoras renovables siempre serán inferiores a los de la energía térmica.

Según la iniciativa, del 100% del ahorro en la factura eléctrica de Nicaragua, el 47% se usará para la reducción de la tarifa energética de los consumidores; el 23% se destinará a un fondo con fines específicos para programas de combate a la pobreza, que administrará el Ministerio de Hacienda; y el 30% se reservará para el abono de la deuda total del sector eléctrico.

En la actualidad, un 35% del ahorro está destinado a la reducción en la tarifa energética, el 35% al fondo de lucha contra la pobreza y el 30% al abono de la deuda total del sector eléctrico.

“Algo muy importante contenido en la iniciativa, y que siempre he dicho, es que también se mantiene el subsidio para los consumidores de 0 a 150 kilovatios”, declaró ayer a El Nuevo Diario el coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro.

El proyecto de ley, añadió el diputado, exonera del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los consumidores domiciliares de energía eléctrica comprendidos entre el rango de cero a 300 kilovatios.

Por su parte, los consumidores domiciliares entre 301 y 1,000 kilovatios pagarán el 7% en concepto de IVA.

Las renovables

La reforma también establece cambios en los contratos con las empresas de energía renovable, que estarán en dependencia del costo de la energía térmica.

“Si por efectos de la baja de precios del combustible para la generación el precio de la generación térmica es menor que el precio de la generación con fuentes renovables, se deberán ajustar los nuevos contratos a suscribir con los generadores renovables. De tal manera que el precio contratado con el generador será vigente siempre que esté por debajo de la generación térmica”, dice la propuesta de reforma a la Ley 554, Ley de Estabilidad Energética.

El tercer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, expresó que al ser introducido con trámite de urgencia el paquete de reformas, es seguro que se discuta el martes.

Enacal

Los cambios propuestos por el Ejecutivo buscan bajar costos de operación a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

La iniciativa plantea que las empresas distribuidoras a nivel nacional tendrán que vender a Enacal la energía que requiera “al precio más bajo de los generadores” y que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) garantizará la anterior disposición de ley, con base en la reglamentación que para tal efecto apruebe el Ministerio de Energía y Minas.

El INE también podrá hacer ajustes mensuales a la tarifa, según los cambios en los costos de generación; mientras que las distribuidoras de electricidad podrán instalar y operar en el mercado eléctrico nacional nueva capacidad de generación de energía renovable propia que no provenga de hidrocarburos hasta un 20% de la demanda total que sirven.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus