•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diputación que ayer perdió Brooklyn Rivera, por estar supuestamente involucrado en la venta ilegal de tierras comunales en el Caribe Norte, quedó en manos del dirigente indígena Noé Coleman Damacio, un hombre hasta ahora poco conocido por sus homólogos.

Varios diputados consultados ayer sobre la trayectoria política de Coleman Damacio admitieron no conocerlo.

Coleman Damacio es uno de los principales dirigentes del partido indígena Yatama, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), desde donde fomenta la identidad y los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades de la mosquitia nicaragüense.

Según su perfil publicado en la página web de la Asamblea Nacional, el nuevo diputado propietario también es docente del campo Interuniversitario Moravo-Bilwi Indian & Caribbean University (CIUM-BICU), con sede en Bilwi, en la RACN.

Además, se ha desempeñado como consejero indígena del Fondo Indígena Iberoamericano, con sede en La Paz, Bolivia.

Coleman Damacio también es miembro del Consejo de Desarrollo de la Costa Caribe (CDCC), instancia intersectorial de coordinación.

Gestión

Como parte de sus funciones como diputado suplente, ha desempeñado el cargo de presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, Regímenes Autónomos y Comunidades Indígenas de la Asamblea Nacional, cuando Rivera se ausentaba de las reuniones.

Todos sabemos que esto es una pasada de cuenta, es un planteamiento sin sentido”. Brooklyn Rivera, exdiputado.

Ayer, el coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro, acusó al líder de Yatama, Rivera, de ser cómplice de 16 casos de venta ilegal de tierras comunales en la Costa Caribe, donde supuestamente ayudó a transar irregularmente 155,000 hectáreas de tierras, equivalentes a 1,556 kilómetros cuadrados de tierra.

“Esto no es invento del diputado Castro, esto es producto de investigaciones que ordenó realizar el Poder Ejecutivo. Por tales actos pedimos la inmediata desaforación del diputado Brooklyn Rivera”, solicitó Castro ayer en el plenario.

En su defensa, Rivera dijo que la acusación no tiene sentido y es “una pasada de cuentas” por parte del partido gobernante, debido a los constantes reclamos que realizaba.

“Me voy en paz y con la conciencia tranquila, seguiré luchando por los intereses de los comunitarios”, concluyó Rivera, luego de ser desaforado por 62 de los 84 diputados que participaron en la sesión de ayer.

Anteriormente, Agustín Jarquín y Xochilt Ocampo, ambos elegidos diputados en 2011 en la boleta del FSLN, también perdieron su inmunidad.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus