•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La solución de los casos de reclamos de propiedad que figuraban en la Sección 527 de la Ley de Autorización de las Relaciones Internacionales de los años fiscales 1994 y 1995 fue uno de los logros que el canciller de la República, Samuel Santos, atribuyó ayer a la embajadora de Estados Unidos en Managua, Phyllis M. Powers, en un acto donde la diplomática fue condecorada con la Orden José de Marcoleta, en grado de Gran Cruz.

“La reciente suspensión del denominado ‘waiver’ de la propiedad es una muestra de que podemos avanzar y mejorar”, expresó el canciller, antes de condecorar a la diplomática por su “excelente gestión” que duró tres años.

Embajadora destacada

De esta forma, Powers se convirtió en la primera embajadora de Estados Unidos en recibir la más alta distinción que entrega la Cancillería, durante el tiempo que ha estado en el poder el Frente Sandinista.   

Durante la condecoración, Santos mencionó que la diplomática ha contribuido con el fortalecimiento de las relaciones cordiales y de colaboración entre ambos gobiernos.

“Podemos decir que vivimos una era nueva, un período positivo en nuestras relaciones bilaterales”, señaló el canciller.

Santos destacó el apoyo de Powers a Nicaragua en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y la trata de personas, acciones que se han realizado conjuntamente entre tropas del Ejército y de la policía nicaragüense.

Agregó que la embajadora solicitó a través del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el apoyo económico a agricultores nicaragüenses de escasos recursos.

Trabajo respetuoso

Por su parte, la embajadora Powers aseveró que actualmente ambos países tienen una relación de mucho respeto y colaboración.

“Estamos trabajando en asuntos de interés mutuo”, manifestó la diplomática.

En cuanto a la construcción del Gran Canal de Nicaragua, la embajadora expresó que es un “asunto nicaragüense” en el cual se está trabajando. “No tengo posición al respecto y mi país tampoco”.

“Me despido con una esperanza de que nuestros pueblos continúen colaborando, construyendo, desarrollando. Esperamos siempre lo mejor para hacer realidad nuestros anhelos compartidos de un país democrático, con seguridad, oportunidad y prosperidad”, comentó la embajadora.

Al respecto, Fortunatus Nwachukwu, nuncio apostólico de Nicaragua, aseguró que Powers es una embajadora “no extremista que siempre ha buscado el equilibrio y diálogo”, sobre todo “siempre hablando claro, diciendo la verdad”.

Añadió que este tipo de condecoraciones ayudará a fortalecer las relaciones entre ambos países, pues representa la satisfacción del Gobierno con la embajadora.

“Antes que llegara la embajadora (Powers) se manifestaban más la diferencia entre ambos países”, concluyó el nuncio.

Buen trabajo

En tanto, José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), señaló que la embajadora realizó “un muy buen trabajo” y la condecoración es parte del reconocimiento.

“Aportó a mejorar las relaciones entre ambos países en el ámbito económico y sectores sociales, además somos el país que más hemos aprovechado el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica (DR- Cafta)”, destacó Aguerri.

Se mostró esperanzado en que la nueva embajadora venga a fortalecer las relaciones existentes en el ámbito comercial. 

Powers, cuya misión en Nicaragua fue desde mayo de 2012 hasta septiembre de 2015, será sustituida por Laura Farnsworth Dogu, quien trabaja para el servicio exterior de Estados Unidos desde 1991 y tiene experiencia en Egipto, El Salvador y México.

  • 3 años estuvo como embajadora en Nicaragua  Phyllis M. Powers.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus