•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El agente nicaragüense ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Carlos Argüello, confió hoy en que el alto tribunal de la ONU se declarará competente para resolver la disputa limítrofe que le enfrenta con Colombia por supuestas violaciones de los límites en el mar Caribe.

"Nosotros tenemos plena confianza de que la Corte va a encontrar jurisdicción, que tiene jurisdicción para conocer este asunto y seguiremos adelante", dijo Argüello al Canal 4 de la televisión local.

Te interesa: Nicaragua denuncia ante la CIJ las "amenazas" de Colombia en el Caribe

Nicaragua defendió este martes la competencia de la CIJ para resolver la disputa entre Managua y Bogotá por el supuesto incumplimiento del fallo de ese tribunal que definió la frontera marítima entre ambos países.

El país centroamericano, que hoy expuso sus argumentos en una ronda de alegatos orales, acusó a Colombia de querer "evitar" su responsabilidad y obligaciones y denunció las amenazas de ese país en las zonas marítimas limítrofes.

Argüello, también embajador de Nicaragua en Holanda, recordó que Colombia ha denunciado al Pacto de Bogotá, que declara la jurisdicción de la CIJ en este caso, y con ello ha rechazado que ese tribunal sea competente para resolver el litigio.

Asimismo, calificó de "malabarismo jurídico" la posición de Colombia de interpretar que la CIJ no es competente porque ha denunciado al Pacto de Bogotá.

Según Argüello, la clave del litigio reside en la interpretación del artículo 56 de dicho pacto, que, a su juicio, establece que aunque el acuerdo puede ser denunciado sigue vigente para el denunciante hasta un año después de su reclamo.

"Lo que Colombia está diciendo es que ese Pacto que lleva el nombre de su capital, de Bogotá, donde fue firmado, es un papel mojado, primero porque lo podía retirar instantáneamente, y segundo porque la única manera de hacer uso de él, es si las dos partes estaban de acuerdo", cuestionó el agente nicaragüense.

Según Argüello, la Corte debe aceptar su jurisdicción hasta el 27 de noviembre de 2013, dado que la demanda del Pacto de Bogotá por parte de Colombia se produjo exactamente un año antes.

Por su parte, el 26 de noviembre de 2013, Nicaragua presentó una nueva demanda contra Colombia ante la Corte de La Haya, alegando el incumplimiento del fallo del tribunal y amenazas con el uso de la fuerza en la zona.

El alto tribunal de la ONU definió la frontera marítima entre Nicaragua y Colombia el 19 de noviembre de 2012.

Los jueces dejaron bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, y a Nicaragua le otorgaron una franja marina en esa zona, que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000.

Reacción

Sin embargo, el fallo de la CIJ fue considerado "inaplicable" por el Gobierno colombiano si no se firmaba antes un tratado para garantizar los derechos de su país.

Argüello criticó los argumentos de Colombia para no aplicar el fallo, basados en su legislación.

"Es decir, ellos pretenden que la última palabra la tienen ellos. En derecho internacional eso es absurdo", indicó.

Reafirmó, además, la posición de Nicaragua de firmar un tratado con Colombia que incorpore "literalmente la sentencia de la Corte".

También que Managua retiraría la demanda de la Corte "en el momento en que el Congreso colombiano ratifique ese tratado".

"Obviamente para ellos negociar significa no cumplir la sentencia y Nicaragua no está dispuesta, en ningún momento, a que eso suceda", sentenció.

Los alegatos de hoy se produjeron después de que Colombia defendiera en la primera audiencia sobre esta disputa, celebrada el lunes en La Haya, que la CIJ no es competente en este caso y lamentara que Managua se haga la "víctima" en el diferendo.

Una segunda ronda de intervenciones está prevista para el 30 de septiembre, cuando Colombia volverá a exponer sus alegatos y el 2 de octubre, fecha en que de nuevo intervendrá Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus