•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vicepresidente de la República, Moisés Omar Halleslevens, leyó ayer ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un discurso en nombre del presidente Daniel Ortega, en el que demanda que la organización se debe “reinventar, democratizar y refundar” para garantizar los derechos de sus miembros y mejorar la eficiencia de la justicia en todos los problemas que actualmente enfrenta el mundo.

En el mensaje leído ante la Asamblea General de la ONU, el vicemandatario recordó que la fundación de la ONU surgió por el clamor de la paz, sin embargo actualmente “sus objetivos se han visto frustrados”.

“La creciente codicia del capitalismo global, particularmente en Medio Oriente y África, ha provocado guerras, creado, fomentado, cultivado y utilizado fanatismos y terrorismos, sembrando inseguridad, destrucción, y provocando todas las crisis: bélicas, alimentaria, ambiental, laboral, humanitaria, en proporciones y de consecuencias infinitas”, sostuvo.

En el discurso, Halleslevens aseguró que países que antes vivían en pleno cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), como Libia, Siria e Irak, han sido intervenidos y devastados por terrorismos que se fomentan para sustentar invasiones y guerras imperiales, todo disfrazado como conflictos internos, propiciados en el afán de apropiarse y dominar recursos naturales.

“No hay región del planeta donde la mano imperial no se muestre en forma de intrigas, agresiones, manipulaciones y todo tipo de injerencia, articulada contra procesos democráticos legítimos y destinada a debilitar gobiernos e incidir en las instituciones, alterando la armonía y generando interrupciones interesadas en la vida social, política y económica de nuestros pueblos”, señaló Halleslevens.

AGENDA PENDIENTE

Por otra parte, Halleslevens señaló que la agenda pendiente de los ODM y la Nueva agenda mundial de lucha contra la pobreza tiene como prioridad “recuperar la paz, la seguridad soberana, el respeto a la independencia, a los recursos naturales de cada pueblo, a la dignidad y a las culturas”.

Instó además a trabajar por la justicia, equidad, desarrollo acciones que deberían pasar siempre por el consenso y el diálogo en la organización.

“Debemos trabajar por la justicia, la paz, el respeto, el diálogo, la seguridad soberana en el mundo. Para ello, debemos propiciar las transformaciones indispensables, a fin de que esta organización sirva a los intereses de todos sus miembros”, añadió Halleslevens.

“Nicaragua aboga por un mundo solidario y complementario, y por la refundación de Naciones Unidas, para que prevalezca el interés de todos, y la capacidad de hablar y escucharnos en igualdad de condiciones, todos los Estados miembros”, puntualizó el vicepresidente.

También abogó por un rol respetuoso, responsable y ético de las agencias de Naciones Unidas, las cuales deben estar ajenas a cualquier forma de injerencismo, interferencia e intervención en los asuntos internos de los Estados soberanos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus