•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

En la carrera por sumar dinero para financiar las campañas por la Casa Blanca, la demócrata Hillary Clinton, su rival socialista Bernie Sanders y el republicano Ben Carson han tomado la delantera, según cifras oficiales.

Estas cifras incluyen al millonario Donald Trump, que encabeza los sondeos entre los republicanos, quien ha dicho que se autofinancia y que hasta ahora ha gastado dos millones de dólares de su propio peculio, aunque admite ha recibido pequeñas donaciones no solicitadas.

El jueves se cumplió el plazo para la entrega trimestral de cuentas ante la Comisión Federal Electoral (FEC) de Estados Unidos, un ritual que permite medir en forma complementaria el dinamismo de cada una de las campañas.

Un caso representativo es el de Jeb Bush, otro favorito entre los republicanos, cuyo descenso en los sondeos ha estado acompañado de una disminución de las donaciones que recibe. En estos tres meses Bush ha recibido 13 millones de dólares.

La cifra contrasta, por ejemplo, con los 21 millones de dólares que logró conseguir en este mismo periodo el médico Ben Carson, que se ha ubicado entre los republicanos como segundo detrás del polémico Trump.

Pese a que no ha recibido tanto dinero directamente, el heredero de la dinastía Bush cuenta con un botín constituido por los 100 millones de dólares recaudados desde enero por Right to Rise USA, un comité de acción política creado por él mismo y que se corresponde a un tipo entidades permitidas por la ley, aunque controvertidas.

Desde 2010, esgrimiendo la libertad de expresión, estas organizaciones pueden captar dineros para fines políticos sin estar sometidas a algunos de los controles previstos para las campañas. Al contrario de éstas, los comités de acción política (PAC, en inglés) pueden recibir donaciones que superen el límite de 2,700 dólares por persona, establecido por la ley para las campañas. Sin embargo, la ley prohíbe a los candidatos decidir la manera de utilizar este recurso.

Sanders y Clinton dominan debate demócrata. /Archivo

Los informes presentados este jueves dejan a Hillary Clinton como la mayor receptora de donaciones.

La exsecretaria de Estado ha conseguido 30 millones en estos tres meses y 77 millones desde abril, de los cuales tiene actualmente disponibles 33 millones.

Sus equipos de campaña han utilizado prioritariamente este dinero para abrir sedes en los estados más estratégicos como Iowa y New Hampshire, y pagar sus campañas de publicidad en línea y de televisión.

Su rival por la candidatura demócrata Bernie Sanders, que se autodefine como socialista, ha sorprendido al mundo político al lograr recolectar 41 millones de dólares desde abril, en su mayoría a través de donaciones en internet.

Sanders destaca esta forma de financiación con un eslogan de campaña en el que sostiene que su aspiración es financiada por los estadounidenses comunes y no por los millonarios.

Su desempeño en el primero de los debates de los demócratas, el martes, desencadenó una cascada de donaciones que según su equipo de campaña llegó a 3.2 millones de dólares en tres días, más que lo que varios candidatos sumaron en tres meses.

La divulgación de estas cifras no mengua las inquietudes crecientes sobre el papel de los PAC, que amparados en una decisión de la Corte Suprema, pueden reservarse los nombres de sus donantes aunque utilizan cuantiosos recursos en publicidad política.

La única condición que se les ha impuesto es que su actividad principal no sea partidista, un criterio difícil de controlar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus