•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió este miércoles que se tomen medidas internacionalmente para impedir que el deporte sea "rehén" de la política, en un momento en el que las tensiones con Occidente con Ucrania como escenario amenazan la disputa tranquila del Mundial de fútbol de 2018 en Rusia.

"Reclamamos que el deporte esté separado de la política", declaró Putin en la apertura del Foro Mundial Olímpico en Moscú, exigiendo una resolución de Naciones Unidas "para cimentar la despolitización del deporte en la ley internacional".

"Los ideales y principios del deporte se convierten a menudo en rehenes del oportunismo político", añadió el presidente ruso. "Esto va en contra de la filosofía del movimiento olímpico, que se basa en el respeto, la justicia y la apertura", añadió.

Rusia debe acoger el Mundial de futbol en 2018, pero parlamentarios de otros países, que reprochan al Kremlin su papel en la crisis ucraniana, han llegado a hacer llamamientos a un boicot.

Dieciocho meses de enfrentamientos entre el poder central de Kiev y los separatistas prorrusos del este de Ucrania han costado la vida a 8,000 personas.

La anexión por parte de Rusia de Crimea, provincia ucraniana desde la desmembración de la Unión Soviética, y el apoyo de Moscú a los insurgentes, ha deterioridado las relaciones con los países occidentales.

La actuación rusa en Ucrania ya conllevó llamamientos al boicot de los Juegos Paralímpicos de 2014, organizados en Sochi unos días antes de la anexión de Crimea.

Thomas Bach, presidente alemán del Comité Olímpico Internacional (COI), ha ido en el mismo sentido que el presidente ruso, afirmando que cualquier forma de boicot sería discriminatoria y contraria al espíritu olímpico.

La Federación Internacional de Fútbol (FIFA), inmersa en un enorme escándalo de corrupción, que salpica también a la atribución del Mundial-2018, aseguró que la organización del torneo no será retirada a Rusia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus