•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para el exdiplomático Mauricio Díaz el hecho de que la canciller colombiana María Ángela Holguín dijera que Nicaragua y Colombia mantienen conversaciones “informales”, en búsqueda de un acuerdo limítrofe, demuestra mucha “inseguridad” por parte del país sudamericano.

“Estas declaraciones son una manifestación de inseguridad y falta de tacto diplomático, ya que si estas negociaciones fuesen ciertas, el deber de ella (Holguín) era no decirlo”, destacó Díaz.

En Bogotá, Holguín afirmó esta semana que Nicaragua y Colombia mantienen conversaciones “informales”.

“Durante todas esas sesiones de la semana de audiencias (en La Haya) Nicaragua reiteró permanentemente, también, su actitud por sentarse a iniciar un diálogo con Colombia para negociar el tratado (…) Entrar al proceso de negociación de un tratado es lo que hay que hacer y eso es lo que hemos conversado con Nicaragua”, declaró Holguín.

Defender fallo

Díaz, quien actualmente se desempeña como diputado ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), dijo que el gobierno debe defender la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y no “acceder a negociar territorio que es nuestro”.

El exdiplomático también consideró que se debe seguir comprobando la “renuencia de Colombia” en acatar el fallo, y de ser necesario llevar las quejas al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A inicios de octubre, Nicaragua y Colombia participaron en una ronda de audiencias orales en la CIJ, debido a las supuestas violaciones por parte de Bogotá de los límites en el Caribe, redefinidos por el alto tribunal de la ONU el 19 de noviembre de 2012.

Los fallos de la CIJ se deben cumplir de manera ineludible, pues garantizan la paz mundial y el equilibrio de correlación de fuerzas”. Mauricio Díaz, exdiplomático.

En esa decisión, la CIJ reconoció a Nicaragua más de 90,000 kilómetros cuadrados de plataforma en el mar Caribe.

Todo en ley

Por su parte, el experto en derecho internacional, Norman Miranda, explicó que en el  Artículo 36, inciso 2, del estatuto de la CIJ establece que los Estados que son parte de esta instancia, reconocen obligatoriamente la competencia de la corte, por lo tanto deben respetar las sentencias que dicta.

Asimismo, el experto declaró que en el Artículo 94, inciso 2, de carta de la ONU, no se prevé que para el cumplimiento absoluto de una sentencia de la CIJ haya que hacer un tratado entre los países que fueron parte de un litigio, por lo tanto “no es necesario negociar”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus