•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al Hussein, denunció ayer la presión a la que son sometidos los jueces y fiscales venezolanos, especialmente cuando lidian con “casos políticamente sensibles”.

“El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria y el Comité de Derechos Humanos, así como mi propia Oficina, han expresado serias preocupaciones sobre la independencia del Poder Judicial en Venezuela, la imparcialidad de los jueces y fiscales y las presiones que enfrentan cuando se trata de casos políticamente sensibles”, indicó Zeid.

“Los casos de la jueza María Luisa Afiuni y Leopoldo López son ilustraciones evidentes de estos problemas”, agregó el alto comisionado en un discurso pronunciado por teleconferencia desde Nueva York.

La jueza fue detenida en diciembre de 2009 por poner en libertad a un empresario crítico con el Gobierno, que había cumplido el máximo de prisión preventiva y desde entonces está sometido a medidas restrictivas de su libertad, sin que se haya celebrado su juicio. La magistrada fue acusada en 2009 después de que el entonces presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) la llamara “bandida” y pidiera para ella la máxima pena de prisión. López, líder opositor, ha sido sentenciado a casi 14 años de prisión por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio en relación con la violencia registrada al término de una marcha el 12 de febrero de 2014.

Zeid realizó su alocución minutos antes de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, interviniera ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra, en una sesión especial organizada a petición de su gobierno.

Acoso a periodistas

El alto comisionado también se refirió al acoso que sufren periodistas y defensores de derechos humanos.

“El Comité de Derechos Humanos recientemente también expresó su preocupación, que yo comparto sobre la intimidación, amenazas y ataques a periodistas, defensores de derechos humanos y abogados”, especificó.

Maduro denuncia manipulación

REACCIÓN • El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció ayer ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que su país ha sufrido durante las últimas dos décadas un “acoso permanente” de EE.UU.

“Nuestro pueblo ha sufrido durante dos décadas el acoso permanente de los poderes imperiales de Estados Unidos, que se concretó especialmente en el golpe de estado de 2002”, indicó el mandatario venezolano.

Maduro señaló que “documentos desclasificados” demuestran la implicación de Estados Unidos en el intento de golpe de Estado de 2002.

El presidente venezolano no hizo referencia en la sala del CDH a la detención en Haití de su sobrino y de su ahijado, acusados de narcotráfico, ni a ningún otro caso actual de supuesta intervención directa de Washington en los asuntos internos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus