•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 6 de noviembre Nicaragua celebrará elecciones presidenciales y legislativas. Tras un año 2015 marcado por constantes protestas --para exigir cambios en el Consejo Supremo Electoral (CSE)-- y falta de consenso entre los partidos opositores, los analistas políticos avizoran un panorama poco cambiante.

Aunque el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)no ha oficializado cuál será su fórmula presidencial, el mandatario Daniel Ortega se perfila como el aspirante más fuerte del oficialismo y muestra de ello es que el 65% de la población lo respalda, según un estudio de la firma encuestadora CID Gallup.

(Los dirigentes políticos) deberían de pensar en el país y no en sus propios intereses". Alfonso Valle,
analista político.

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que gobernó entre 1997 y 2007, eligió en septiembre pasado como candidato presidencial a Noel Vidaurre, un político conservador.

Oposición sin unidad

La oposición ha intentando, fallidamente, lograr una unidad que le permita ir a las elecciones con una sola fórmula. Recientemente líderes de los partidos reanudaron conversaciones para conformar la unidad opositora, el acercamiento se dio entre Eduardo Montealegre, presidente del Partido Liberal Independiente (PLI), y Noel Vidaurre, candidato a presidente por el PLC.

Vidaurre dijo que también están conversando con otros partidos y alianzas políticas: un grupo del Partido de la Resistencia Nicaragüense (PRN), sociedad civil, la Unión Demócrata Cristiana (UDC).

Extraoficialmente se conoce que es la casilla electoral que usarían, uno de los temas que frena la unidad entre PLI y PLC.

A criterio del analista político, Alfonso Valle, los partidos deben pensar en un plan de nación y para ello la unidad es determinante. “Hasta el momento no veo que se logre la unidad entre los partidos”, señaló Valle.

También opinó que la oposición nicaragüense debe verse en el espejo de las fuerzas políticas venezolanas que se unieron para formar la Mesa de la Unidad Democrática y que este año le dio una victoria en el Parlamento.

Llamados

Diversos sectores del país le han solicitado al Gobierno garantías que permitan celebrar un proceso electoral transparente. El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Roberto Sansón Caldera, por ejemplo, abogó en días pasado por unas elecciones transparentes al tiempo que exhortó que las mismas sean vigiladas por observadores internacionales.

Meses atrás, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, también señaló que para que el país siga creciendo, generando empleo y atrayendo inversión, es fundamental que el Gobierno garantice un proceso electoral “bajo una administración imparcial y transparente, con observación nacional e internacional independiente".

Para el diputado del PLI, Eliseo Núñez, lo más importante es que el CSE garantice una profunda auditoría del padrón electoral y que permita la observación de organismos nacionales e internacionales.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus