•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El socialista Pedro Sánchez afrontará mañana una segunda votación para ser elegido presidente del gobierno español, sin posibilidades reales de conseguirlo, ya que sólo cuenta con el apoyo de Ciudadanos (liberales), tras lo cual se abriría un nuevo periodo de negociación.

Esta opción la planteó hoy la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, al anunciar que el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, llamará al líder socialista después de la segunda votación para proponerle una gran coalición formada por PP, PSOE y Ciudadanos, que garantice un gobierno estable.

El candidato socialista se sometió ayer a una primera elección en el Congreso de los Diputados en la que contó con 130 síes -noventa del PSOE y cuarenta de Ciudadanos (liberales)- y 219 noes.

Para ser elegido mañana necesitaría el sí o la abstención de alguno de los otros dos grandes partidos, PP (centroderecha, con 123 escaños) o Podemos (izquierda, 69) para conseguir la mayoría simple (más síes que noes) que precisa.

Los socialistas rechazan la opción del PP e insisten en solicitar el apoyo de Podemos, pese a la dureza del discurso de su líder, Pablo Iglesias, en el debate de ayer previo a la primera votación.

El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, pidió hoy a Iglesias que atienda a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien este jueves se mostró partidaria de que las fuerzas de izquierda apoyen mañana la investidura de Pedro Sánchez.

Carmena es alcaldesa de la capital gracias al apoyo que dieron los socialistas al grupo por el que se presentó, "Ahora Madrid" -del que forma parte Podemos- igual que ocurre en otras tres capitales españolas, en las que la unión de la izquierda desbancó al PP, que había sido el primer partido.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió hoy al PP y a Podemos que "si no son capaces de sentarse en una mesa y llegar a acuerdos" al menos permitan con su abstención la investidura del socialista Pedro Sánchez para "sacar el país adelante".

Sin embargo, Podemos admitió este jueves que a 24 horas de la segunda votación de Pedro Sánchez, es muy difícil imaginar cualquier giro que pueda propiciar la abstención de su partido mientras se mantenga el pacto de PSOE y Ciudadanos.

Con estas perspectivas, el candidato socialista se enfrenta a una segunda derrota en la votación de mañana, con lo que comenzaría un nuevo periodo de dos meses para intentar negociar un acuerdo que garantice la elección del nuevo presidente del Gobierno.

Rajoy insiste en ser jefe del Ejecutivo porque su partido fue el que ganó las elecciones del pasado diciembre, aunque esta opción no parece fácil, tras el debate celebrado ayer, donde el líder del PP se mostró muy bronco con el candidato socialista y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cuestionó su propio papel.

El presidente de los liberales advirtió hoy a Rajoy de que "ha roto todos los puentes" entre el PP y su formación, fue la única que le tendió la mano, una actitud que "no es la mejor para liderar una etapa que necesitará mucha cintura" (capacidad de diálogo) .

Ciudadanos reprochó en el debate de ayer al PP no haber aceptado la propuesta del rey para que formara gobierno, por lo que el monarca le hizo el encargo al PSOE, segundo partido en el Parlamento.

Con estos mimbres, se da por hecho que Pedro Sánchez no será elegido presidente del Gobierno, con lo que se abre un plazo de dos meses, a contar desde la primera votación de ayer, para que los partidos intenten llegar a un acuerdo para elegir al presidente del Ejecutivo.

Si no lo consiguen, se disolvería automáticamente el Parlamento y se convocarían nuevas elecciones, que según los plazos de la ley española se celebrarían el próximo 26 de junio.

Esta es una circunstancia inédita en España desde la restauración de la democracia en 1977. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus