•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) lamentó ayer a través de un comunicado oficial la falta de consenso entre sus miembros para poder emitir a la feligresía una carta pastoral, la cual tenían prevista darla a conocer en Semana Santa.

Los 10 obispos de la CEN estuvieron reunidos por cuatro horas y media, posterior a la “encerrona” el obispo de la Diócesis de Granada, Jorge Solórzano, leyó un comunicado donde señala que los obispos “lamentamos la ausencia de nuestra voz colegiada para la Cuaresma”.

“Pedimos disculpas a nuestros fieles católicos, quienes siempre han estado abiertos a la voz de sus pastores”, dijo Solórzano, quien la semana pasada publicó una carta pastoral a título personal.

Al respecto, el obispo de la Diócesis de León, monseñor Bosco Vivas, declaró que seguirán reflexionando y esperan que “en un futuro” puedan publicar la carta pastoral.

Por su parte, monseñor Sócrates René Sándigo, obispo de Chontales y Río San Juan, explicó que “pequeñas cosas” evitaron la publicación de la carta pastoral y agregó que en su momento “tendremos la obligación de dirigirnos a nuestro pueblo”, por lo que se pondrán de acuerdo para analizar la situación.

Diferencias

Uno por uno los obispos fueron saliendo de la reunión y dejaron a entrever que dentro de la CEN existe divergencias en cuanto a ciertos temas de relevancia en el país. 

“Reconocemos que aún existiendo entre nosotros una sincera amistad y una sólida unidad y criterios de fe y de visión pastoral sobre la realidad nacional, se han dado diversos puntos de vista en cuanto a cuáles son los acentos y enfoques más adecuados que adoptar en el momento histórico que vive el país”, dio a conocer Solórzano en el comunicado.

Monseñor Sándigo calificó de “común” el hecho de que las opiniones “no siempre son unánimes o similares” dentro de  un grupo.

De igual forma, monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, dijo que “ha habido falta de cohesión” para definir los enfoques para referirse a ciertos temas, por lo que necesitan más tiempo para reflexionar.

“La situación  de Nicaragua es tan compleja, tan cambiante y tan oscura en algunos puntos que es difícil a veces decidir qué cosas acentuar, a qué cosas ponerle importancia y qué cosas dejar para más adelante, todo eso entra en cuenta a la hora de hacer un documento, no es fácil hacerlo sobre todo en el caso de Nicaragua”, manifestó Báez.

Finalmente, el cardenal Leopoldo Brenes afirmó que los obispos “estamos muy unidos” y esperan elaborar una nueva carta pastoral.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus