•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un nuevo esfuerzo se realizó ayer para tratar de lograr la unidad de los partidos liberales de Nicaragua, pero no hubo humo blanco en un almuerzo trabajo donde participaron delegados del Partido Liberal Independiente (PLI) y autoridades del Partido Liberal Constitucionalista (PLC). 

María Haydée Osuna —presidenta nacional del PLC— y Silvio Américo Calderón —coordinador de la mesa de unidad de los liberales constitucionalista— atendieron la invitación hecha por Edgard Matamoros, presidente del  Movimiento Unidad con Dignidad (MUD), para reunirse y hablar sobre los pasos necesarios para establecer la unidad. 

Wilber López, coordinador de la bancada de la alianza PLI en la Asamblea Nacional, y José Adán Bermúdez, asistieron a la cita hecha por Matamoros a través de una carta enviada a la sede de ambos partidos liberales. 

La reunión se trabó porque Eduardo Montealegre, en su calidad de presidente nacional del PLI, fue invitado pero no asistió al encuentro. La ausencia de Montealegre provocó casi de inmediato  un impase en las conversaciones que se desarrollaron en un restaurante capitalino. 

Las autoridades del PLC manifestaron sentirse burladas por Monteaelgre, mientras que Matamoros  y el diputado Santiago Aburto expresaron  que el presidente del PLI había incumplido su palabra, porque, según ellos, Montealegre se comprometió a participar. Edgar Matamoros

Todos tomaron la palabra, aunque fue poco lo que se trató sobre la unidad. En este caso no lograron ponerse de acuerdo, porque el PLI quiere tener a Fabio Gadea como garante en las conversaciones, mientras el PLC no lo cree necesario. 

Explicaciones del PLI

Durante la reunión,  Wilder López explicó que Montealegre no rechaza la unidad y si faltó al encuentro no es porque no acepte un proceso que los conduzca a la unidad. Indicó que desde el viernes pasado  Montealegre escribió a Matamoros indicándole que los invitaba a conversar, pero en la Radio Corporación y con Gadea de garante. 

María Haydée Osuna, presidenta del PLC, sostuvo que su partido no tiene objeciones con nadie, pero que para estas reuniones se tienen previstos lugares neutrales, separados de la actividad política de cada partido. No obstante, si esta disposición se quita del camino, entonces el PLC citaba a un encuentro en la propia sede de su partido.  

En un comunicado, Montealegre explicó que  Gadea aceptó ser garante de las conversaciones entre el PLI  y el Movimiento Unidad con Dignidad.

“Tras varias reuniones realizadas hemos observado con tristeza que aún los individualismos y los resentimientos siguen primando en los directivos del MUD, quienes en vez de enfocarse en culminar estas pláticas que fortalecerían la Coalición Nacional por la Democracia, ahora quieren ser garantes ellosde unas nuevas conversaciones entre el PLI y el PLC”, dice el comunicado. “Con los años hemos aprendido a tener paciencia, pero también hemos aprendido a aceptar lo inevitable y lamentablemente eso es lo que hemos visto en la actitud de los dirigentes del MUD”, agrega.

  • 20 de agosto es la fecha del inicio de la campaña electoral, según calendario electoral.

Voluntad

Por su parte, Edgard Matamoros sostuvo que mantiene esperanzas de poder lograr un acuerdo entre los partidos liberales, aunque una de las facciones necesariamente debe deponer sus intereses partidarios.  

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus