•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Asamblea Nacional (parlamento) de Nicaragua rechazó hoy "enérgicamente" la suspensión del cargo de la presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, para enfrentar un juicio político con miras a su destitución.

Con 63 votos a favor, en su mayoría de diputados sandinistas, y 24 en contra, la Asamblea Nacional resolvió "rechazar enérgica y públicamente la suspensión del cargo" de la gobernante.

Rousseff fue depuesta de su cargo como presidenta de Brasil el jueves pasado por el Parlamento de su país, para enfrentar un juicio político por supuestas maniobras contables irregulares en las que el Gobierno incurrió en 2014 y 2015 a fin de "maquillar" sus resultados fiscales.

En su resolución, la Asamblea Nacional calificó el caso como "un 'Impeachment' viciado, anómalo y fraudulento".

"No hay dolo, no hay robo, no hay enriquecimiento, Rousseff está siendo juzgada y destituida por una razón meramente política", dijo a periodistas el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Legislativo, el sandinista Jacinto Suárez.

El parlamento nicaragüense también se pronunció por "la vuelta inmediata del cargo y la continuidad del mandato constitucional de la presidenta".

Hasta ahora el Ejecutivo nicaragüense mantiene relaciones diplomáticas normales con el Gobierno de Brasil.

Desde el pasado lunes el que era vicepresidente de Rousseff, Michel Temer, ocupa el cargo de jefe de Estado de manera interna por al menos 180 días, en caso de que la mandataria salga bien librada del juicio, o hasta el 1 de enero de 2019 si es encontrada culpable. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus