•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Maximino Rodríguez, dirigente de la organización Fuerza Democrática Nicaragüense, confirmó ayer al Canal 12 de televisión su decisión de no participar como candidato presidencial de la Unidad Liberal Republicana y Sindical, liderada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Rodríguez, excombatiente de la contrarrevolución armada en los años 80 y exdiputado por el PLC, había participado en octubre pasado en una elección interna de la Unidad Liberal Republicana y Sindical, perdiendo por mayoría de votos ante el conservador Noel Vidaurre, quien ya renunció a su postulación tras rechazar como candidatos a diputados a familiares del expresidente Arnoldo Alemán.

Según Rodríguez, una de las razones por las cuales declinó a sus intereses presidenciales es porque ve falta de unidad entre los partidos opositores.

Las más recientes encuestas de M&R Consultores, así como de CID Gallup, colocan a los partidos opositores con menos del 10% de las preferencias del electorado.

En tanto, Jorge Irías, vocero del PLC, explicó que la junta directiva de esa organización se reunirá hasta el lunes, 6 de junio, para celebrar una sesión ordinaria, en la cual abordarían el tema de la declinación de Rodríguez. Indicó que Miguel Rosales todavía es el candidato a la vicepresidencia.

“Sabemos que Maximino (Rodríguez) tiene respaldo de sectores del PLC, como lo tiene Rosales. El PLC no tiene prisa. Este fin de semana estamos en la celebración del Día de las Madres, por la que la acostumbrada reunión de los lunes, que hace la junta directiva, se realizará hasta el lunes seis de junio”, dijo Irías.

ANÁLISIS

“Las razones detrás de esta decisión de Maximino Rodríguez pueden ser que no existen los fondos suficientes para hacer al menos una modesta campaña electoral. Se debe señalar que solo para una campaña presidencial se necesita más de un millón de dólares y ese fondo posiblemente no es fácil reunirlo”, adujo, por su parte, el analista Fanor Avendaño.

“El problema de la unidad es que los liberales la quieren lograr alrededor de una persona y no sobre el soporte de un proyecto de nación. Las partidos están cumpliendo ya con lo establecido en el calendario electoral, lo que supone que están prestos a participar en el proceso, creo que a más tardar en junio el Estado de Nicaragua pedirá una observación electoral, con una buena carga de observación internacional”, valoró Avendaño.

Nicaragua celebrará elecciones el 6 de noviembre, para elegir a un presidente, vicepresidente y diputados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus