•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La activación de la Carta Democrática por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) para Venezuela fue calificada ayer como "injerencista" por parte de la embajadora de Nicaragua ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), María Rubiales.

"Es una posición total y completamente injerencista", dijo a periodistas en Managua. 

La Carta Democrática fue activada este martes por el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, para "solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros", con el objetivo de atender "la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático" de Venezuela.

"Hay muchos países que tienen problemas y en el caso de Venezuela, hay toda una campaña en contra de ese país, y esta posición de la OEA es un paso más en esa campaña", sostuvo Rubiales, quien además es vicecanciller de Nicaragua.

Actualmente existe un conflicto entre el gobierno de Nicolás Maduro y el congreso de Venezuela, de mayoría opositora, en medio de una profunda crisis económica y social.

El Gobierno de Nicaragua es un aliado de su par de Venezuela, ambos países pertenecen a la iniciativa Petrocaribe y a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). 

Te interesa: La CIDH en crisis financiera

La activación de este instrumento por parte de la OEA podría llevar a la suspensión de Venezuela del organismo hemisférico.

"La Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (...) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de  ilegitimidad", concluyó Almagro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus