•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alberto Cabezas, fundador de la Fundación Mundial Déjame Vivir en Paz, de origen costarricense, se mostró inconforme ante la indemnización por US$6 millones que el Gobierno de Costa Rica pide a Nicaragua, en un caso por el que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictó sentencia en diciembre pasado.

Esa suma que pide Costa Rica es inaudita, porque si el Gobierno de Nicaragua paga debe reducir el presupuesto y se incrementaría el número de migrantes hacia Costa Rica, tanto legales como irregulares a sabiendas de los índices de xenofobia en ese país”, detalló Cabezas, quien habita en el departamento de Carazo.

La fundación surgió en septiembre de 2009 y se opuso a la carretera que se construía hacía al margen del Río San Juan porque el sitio era habitado por lapas verdes, y consideraron anómalo la acción del entonces Gobierno que presidió Laura Chinchilla.

A criterio de Cabezas, es necesario un consenso entre ambas naciones en materia migratoria.
“No podemos promover mediante este tipo de acciones, como el cobro de sumas millonarias a Nicaragua, la ilegalidad, esto solo aumentaría el índice negativo en Costa Rica en cuanto a la explotación laboral, tráfico y abuso sexual, entre otros temas”, comentó Cabezas.

Se estima que más de 300,000 nicaragüenses viven en Costa Rica. La mayoría se dedica a trabajos domésticos, de construcción y labores agrícolas, según fuentes costarricenses, revela un reportaje realizado por El Nuevo Diario en abril de 2015.

A criterio de Cabezas, urge evitar la migración ilegal, es tarea de las sociedades y de los estados.
“Creemos que un buen comienzo es una reforma a la ley de manera integral, que recoja las propuestas de la sociedad civil organizada y no cobrar sumas millonarias a los países de donde provienen los migrantes en Costa Rica”, dijo Cabezas.

A su criterio se debe cambiar la forma en que tratan en Costa Rica a los migrantes.

En esa nación miles de nicaragüenses contribuyen a la economia con su trabajo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus