•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby,  manifestó que “Estados Unidos se encuentra profundamente preocupado” por las acciones en Nicaragua relativas a dos partidos políticos.

El mensaje emitido por escrito desde la Oficina del Portavoz indica algunas acciones señaladas como preocupantes,como son la sentencia del pasado 8 de junio, donde la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua dictaminó sobre un conflicto de personería jurídica dentro del opositor Partido Liberal Independiente (PLI), la sentencia del 17 de junio del Partido de Acción Ciudadana (PAC), “que es el único partido de oposición con validez legal que aún queda para presentar un candidato presidencial” y el caso del 29 de julio, del Consejo Supremo Electoral, poder que destituyó de sus cargos en el parlamento a 28 diputados del PLI (16 propietarios y 12 suplentes).

Sin embargo, Kirby considera que la sociedad civil, los líderes empresariales y los líderes religiosos continúan abogando por el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la separación de los poderes y un proceso electoral justo, según la nota de prensa emitida ayer en Washington.

El funcionario manifestó además en su misiva que el gobierno de Obama solicita “de manera categórica” a las autoridades nicaragüenses “crear un entorno más propicio para la realización de elecciones libres y justas que permitan al pueblo de Nicaragua decidir el futuro de su país” y  le exhorta a que “respete las voces de su pueblo y dé los pasos necesarios para la realización de elecciones justas y transparentes que permitan la plena participación de todos los ciudadanos nicaragüenses, incluyendo la participación independiente de los partidos de oposición”. 

“Unas elecciones creíbles y el pluralismo político son fundamentales para que exista una democracia sólida”, afirmó el portavoz Kirby.