•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La intención de votos por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) es mayoritaria en Managua (71.5%), el Sur-Oriente (70.5%) y el Occidente (63.1%) del país, mientras la del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) se ubica en el Norte (7%), Zelaya Central (6%) y el Caribe (7%), y la del Partido Liberal Independiente (PLI)  está repartida en el Centro (8.3%), el Norte (5.4%) y el Caribe (6%), según la cuarta encuesta nacional del 27 de julio al 1 de agosto de 2016 hecha por la firma M&R Consultores.

A nivel de la capital el PLC, el PLI, el Partido Conservador de Nicaragua (PCN)  y el  partido Alianza por la República (APRE) representan el 7.6% de los simpatizantes con intención de voto, pero ninguno suma por cuenta propia más  de 3.7% de intención de votos.

El voto oculto, es decir, aquel que los ciudadanos no quieren manifestar cuando son consultados por los encuestadores representa el 21.5% en Managua, el 18.9% en el Sur Occidente, el 29.9% en el Occidente, el 27.7% en el Norte, el 31.7% en el Centro, el 42.2% en Zelaya Central y Río San Juan y el 36.8% en el Caribe.

Jóvenes

La encuesta que tomó un universo de 4,176.878 de posibles votantes a nivel nacional, determinó la intención de votos de acuerdo al rango de edad y concluyó que la mayoría de los encuestados entre 16 a 24 años de edad votarían en noviembre por el FSLN. En cambio, el PLC captó el 7.5% de quienes están entre los 20 a 24 años. Mientras que el PLI atrae a 6.3% de población entre los 20 a 24 años y a los que tienen de 45 a más (7.4%). 

En el caso del voto oculto, el 24.6% de las mujeres prefirieron no opinar su verdadera intención, un poco más que el 19.5% de los varones.

En la zona urbana, que representa el 60.2% de la población consultada revela que la intención de voto del FSLN significa el 65.6% de los encuestados, en cambio, en la zona rural, el partido gobernante registra 58.5% de posibles electores. En el caso del PLC, tiene 4.2% de simpatizantes urbanos y 5.5% rurales, el PLI tiene 3.3% localizado en la zona urbana y el 4.6% en la zona rural. Respecto al voto nulo, el 24.9% está delimitado en la zona urbana y el 29.6% en la zona rural.

De acuerdo a la denominación religiosa de los partidarios, los católicos, evangélicos, ateos/agnósticos, creyentes sin denominación religiosa y otras organizaciones religiosas como mormones, Testigos de Jehová, Anglicanos, etc. muestran una inclinación entre el 59.6% y el 68.7% respecto al FSLN, solo el 5.8% de ellos son evangélicos (incluyendo a los moravos)  y el 4.8% de católicos consultados tienen intenciones de votar por el PLC. El grupo religioso que más simpatiza con el PLI es el católico, representado por el 4.4%.

Movidas políticas no son de interés

Otra de las preguntas que realizaron los encuestadores a los entrevistados, fue si había algo que les preocupara, pensando en este proceso electoral, en ninguna de las respuestas se dijo que la personería jurídica de las organizaciones políticas ha tenido mayor impacto hasta hoy. 

A  mediados de junio de este año, la Corte Suprema ratificó como representante legal del PLI a Pedro Reyes, que era encabezada por Eduardo Montealegre. 

“Nosotros manifestamos ahí (en la encuesta) que hay una proporción de la población que expresa algún tipo de preocupación, pero no necesariamente por esa causa, hay otras y una de las más importantes es el de la observación electoral conocida. Me parece que en el caso del PLI que es donde hubo ese conflicto, la simpatía política más o menos se mantiene, la intención de votos es más o menos similar que cuando estaba con la otra representación legal, entonces todo hace indicar que no hay un gran impacto”, dijo Raúl Obregón, director de M&R Consultores.

El 53.3% de población consultada determinó además que nada le preocupaba y el 46.5% mostró preocupación que haya inestabilidad o conflicto, la falta de observación electoral y el abstencionismo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus