•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La bancada nicaragüense en el Parlamento Centroamericano (Parlacen) pedirá debatir sobre la necesidad de una política regional de migración para contribuir en la búsqueda de soluciones al problema de inmigrantes ilegales varados en Panamá y Costa Rica, informaron miembros del  Parlacen, luego de un encuentro en la subsede de este órgano regional en Managua.      

El Parlacen tendrá reuniones plenarias a partir del próximo 22 de agosto en Panamá, donde además, desarrollarán tres foros de carácter regional, uno de mujeres, otro de partidos políticos y uno más sobre turismo, pero la agenda de los diputados contempla propuestas sobre problemas puntuales en Centroamérica.

Te interesa: Autoridades intensifican controles en las fronteras

Uno de los aspectos centrales será “proponer una política regional de migración que atienda el tema de los Derechos Humanos”, dijo Orlando Tardencilla, diputado nicaragüense y presidente de la Comisión Jurídica del Parlacen.  

Tardencilla estuvo en la reunión celebrada el pasado viernes con el fin de “consensuar” la agenda nicaragüense en el plenario del Parlacen.

“Además, queremos que el Parlacen haga una formal propuesta a los presidentes del SICA (Sistema de Integración Centroamericana) para que las reformas al tratado constitutivo del Parlacen se discutan en Managua, en diciembre, aprovechando la cumbre de presidentes del SICA que se va a desarrollar aquí”, agregó.

Resorte del SICA   

En tanto, Mauricio Díaz, secretario de la junta directiva del grupo parlacénico de Nicaragua, dijo sobre el caso de migrantes ilegales, que “es un tema que debe ver el  SICA, porque vincula a las direcciones generales de migración y extranjería, derechos humanos y planes de seguridad; para un tema como este se necesitan políticas muy cuidadosas”.

Díaz sostuvo que para él tiene “un carácter de emergencia” solicitarle a los mandatarios del SICA abordar el tema migratorio. “Como vamos a sesiones plenarias, seguramente alguno de los países afectados lo va a presentar como tema de agenda”, agregó.

El parlamentario recordó que “cuando concurren los estados y los organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas y países generosos que también disponen de recursos financieros para cuestiones de emergencia, entonces se encuentran soluciones”.

“Hay estados que deben pagar el costo por políticas que no son muy simpáticas, cuando dicen “por aquí no pasan” (los migrantes ilegales), entonces, esto se ve desagradable a los ojos de la opinión pública, pero es lo correcto; si van a pasar, que lo hagan de manera ordenada, respetando las leyes y no violentando la soberanía de los estados”, observó Díaz.  

Nicaragua tiene la presidencia pro témpore del SICA y en este sentido, Díaz sugirió que “es  deber de la presidencia pro témpore, en este caso del presidente del país, buscar cómo resolver el problema, que debe ser una solución preventiva, sin olvidar que la soberanía es sagrada; no se debe permitir que nadie la irrumpa”.

La embajadora de  los Estados Unidos en Nicaragua, Laura F. Dogu, habló ayer sobre este problema de inmigrantes varados en la frontera de Costa Rica con Nicaragua, después de participar en una ceremonia académica  en  Managua. “Cada país tiene el derecho de controlar sus fronteras, estamos  haciendo eso en los Estados Unidos y Nicaragua tienen ese derecho también.  Apoyamos a Nicaragua en ese sentido”, dijo la embajadora Dogu.

“Ojalá que las personas que están esperando cruzar las fronteras tengan una buena situación humanitaria, pero creo que están en el lado de Costa Rica y se debe preguntar a Costa Rica”, agregó.

  • “Estados Unidos controla sus fronteras y Nicaragua también tiene este derecho”, dijo Dogu, al hablar de la migración.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus