•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El proyecto de ley presentado por los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Albio Sires, conocido como Nica Act, pone la condición a Nicaragua de que realice elecciones libres y supervisadas por observadores electorales. Al respecto, el cardenal Leopoldo Brenes dijo que “nosotros ya nos hemos expresado a nivel de Conferencia Episcopal y a nivel personal como ciudadanos que podemos expresarnos, creo que otros países tienen que respetarnos, es el pueblo de Nicaragua que debe ir marcando la pauta para tener un buen Gobierno”.

Tras la aprobación en la Cámara Baja del Congreso de EE.UU. de la Nica Act, que impediría a Nicaragua el acceso a fondos internacionales, el cardenal Brenes, arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, dijo que “el Gobierno debe buscar un Plan B porque tiene la responsabilidad del progreso y el desarrollo del pueblo”.

Ese plan B, dijo Brenes, deberá buscar especialmente que la población más necesitada no se vea tan afectada.

Brenes indicó que “cada país está en la libertad de aprobar las leyes que se le antojen aunque a veces puede afectar a otros países”, en relación a la votación de los congresistas a favor de la Nica Act.

Para que las medidas propuestas sean efectivas, este proyecto de ley tendría que ser también aprobado por el Senado estadounidense y firmado por el Presidente. Si esto sucediera, los fondos de cooperación de instituciones estadounidenses y préstamos de organismos internacionales en los que el Gobierno de Estados Unidos pueda ejercer un veto, estarían condicionados a reformas políticas mencionadas en el Nica Act.

“No hay duda que esta iniciativa impactaría a nivel económico y también la parte privada se miraría afectada. Muchos programas que se desarrollan en el país a través de las ayudas se verían afectados”, señaló Brenes ayer al concluir una misa dominical en la parroquia Nuestra Señora de la Merced, del barrio Larreynaga en Managua.

RECHAZO

A través de una nota de prensa emitida el pasado jueves, el Gobierno de Nicaragua rechazó el “Nicaraguan Investment Conditionality Act (NICA)”, también conocido como Nica Act, y calificó como violatorias al Derecho Internacional y a la Carta de Naciones Unidas, las propuestas e iniciativas que se han movido en las cámaras legislativas de EE.UU.

Esta iniciativa estadounidense “es parte habitual de la política injerencista que a través de la historia, ha intervenido en nuestros propios y soberanos procesos políticos, sociales y económicos, y de manera intensiva y particular en momentos electorales”, según el comunicado del Gobierno nicaragüense.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus