•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El anuncio de la creación de la “Mesa de conversación e intercambio constructivo” entre el Gobierno de Nicaragua y la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) tendría efectos positivos, por ejemplo, para desacelerar el trámite de la Nica Act en el Senado de EE.UU., afirmó Mauricio Herdocia, experto en derecho internacional.

“Este diálogo está en la dirección correcta, es positivo, genera un buen ambiente y nuevas expectativas”, dijo Herdocia, al ser consultado por El Nuevo Diario.

La Nica Act, una ley presentada por representantes republicanos y aprobada por la cámara baja del congreso de Estados Unidos, podría afectar préstamos y donaciones para Nicaragua si es aprobada por el Senado y el presidente estadounidense.

Herdocia comentó que si la OEA elaboró un informe sobre Nicaragua, “no deja de tener lógica que haya una discusión directa con el Gobierno”, aunque “eso no implica que en algún momento ese informe tenga que ser público, solo hasta que llegue a una etapa final”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, reiteró a través de la red social Twitter, que el informe no se hará público en estos momentos.

AÚN SIN FECHA

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, explicó que el tema de las conversaciones entre la OEA y el Gobierno de Nicaragua se canalizará a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“En lo personal y como autoridad electoral me alegran mucho las declaraciones y el comunicado de la Secretaría General (de la OEA), pero más me alegra la respuesta que el Estado de Nicaragua ha dado a la propuesta de este organismo”, enfatizó Rivas.

La presidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Ana Margarita Vijil, dijo vía telefónica que considera positivo que un organismo continental como la OEA ponga atención a los asuntos de Nicaragua.

“Creo que claramente el Gobierno tuvo que reconocer y aceptar dialogar, y creo que eso es lo que tenemos que seguir (buscando) a nivel nacional e internacional”, comentó Vijil, quien luego destacó que estas reuniones podrían lograr mayor estabilidad institucional para el país.

El diputado Edwin Castro, representante legal del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), expresó que con la mesa de conversación e intercambio constructivo “reiteramos lo que siempre hemos dicho, estamos abiertos al diálogo y a fortalecer nuestra seguridad cívica”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), manifestó que este diálogo será “una oportunidad” para discutir temas relacionados al “orden democrático”.

“Nosotros no creemos que las elecciones se puedan posponer. Hay que asegurar la transparencia de las mismas con observación internacional y poniendo en práctica las recomendaciones de la OEA”, opinó el presidente del Partido Conservador, Alfredo César, citado por Informe Pastrán.

El Nuevo Diario trató de conocer la posición de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), sin embargo su presidente, Roberto Sansón, estuvo inaccesible y no respondió nuestra solicitud.

También intentamos obtener más información en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, pero no hemos recibido respuesta. Hasta el momento se desconoce cuándo iniciarán las reuniones entre el Gobierno nicaragüense y la OEA.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus