•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La noche del miércoles 16 de julio de 1980, un año después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista en Nicaragua, vestido con su acostumbrado uniforme militar color verde olivo y un puro en la mano, Fidel Castro Ruz, presidente de Cuba, llegó por primera vez al país.

En el aeropuerto Augusto C. Sandino, el primero que lo esperaba para estrecharle la mano era el actual presidente Daniel Ortega. Pero esta no fue la primera vez que el guerrillero cubano le dedicaba tiempo a la nación centroamericana. Puesto que “siempre tuvo una simpatía especial con Nicaragua y su revolución”, dice el diputado Jacinto Suárez.

Fidel Castro, quien falleció por complicaciones de salud a las 10:29 de la noche del pasado viernes, mostró su apoyo hacia el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) desde su fundación en 1961, aunque en un inicio este se creó con el nombre de Frente de Liberación Nacional (FLN).

En el libro La vida oculta de Fidel Castro, Juan Reinaldo Sánchez, quien fue su escolta personal, entre 1977 y 1994, detalla que el líder cubano fue vital para que los sandinistas tomaran el poder en Nicaragua, luego de derrocar al dictador Anastasio Somoza Debayle.

“Los guerrilleros sandinistas se formaron militarmente en Cuba. Además, Castro era consejero de los comandantes sandinistas y fue la pieza fundamental para lograr la unidad, debido a que antes del triunfo de julio de 1979, estaba dividido en tres tendencias ideológicas”, revela Sánchez en su libro, publicado en 2014.

EL COLABORADOR

El embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez, expresó en entrevista con El Nuevo Diario que “existe una historia común entre ambos países. Fidel ayudó no solo en la formación de muchos políticos nicaragüenses, sino también en la formación profesional, por ejemplo, cuántos médicos lograron graduarse en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas que creó Fidel”.

El diplomático agrega que Castro también apoyó en Nicaragua “la campaña nacional de alfabetización, la ‘Operación Milagro’, el programa de educación ‘Yo sí puedo’. Son tantos los programas, incluso el programa de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), promovida junto al fallecido Hugo Chávez”.

Fidel es una figura histórica que tuvo una influencia enorme en todos los procesos revolucionarios de América Latina, señala Martínez. “En el caso de Nicaragua tuvo un papel muy importante por las relaciones históricas que existieron desde que se fundó el FSLN, dice el representante de la legación cubana en el país.

TODO INICIÓ ASÍ…

El primero de enero de 1959, Fidel Castro junto a otros combatientes logró el triunfo de la Revolución Cubana. De ahí el combatiente se planteó la idea de expandirla a otros países. Nicaragua sería un ejemplo, pues 20 años después se alzó en armas contra la dinastía somocista, una familia que estuvo en el poder desde 1934 hasta 1979, según el libro La vida oculta de Fidel Castro.

“A 1,300 kilómetros de La Habana se siguió un ejemplo de la Revolución Cubana: Managua, capital de Nicaragua, cae en manos de los sandinistas y, como Fulgencio Batista dos décadas atrás, el infame dictador Anastasio Somoza Debayle, abandonó precipitadamente su búnker”, narra Juan Reinaldo Sánchez.

El exguardaespalda de Fidel Castro expresa que el guerrillero estaba emocionado con la revolución nicaragüense que se logró en 1979. Pero tuvo que esperar hasta el 16 julio de 1980 para viajar a Managua, para participar en el primer aniversario de la revolución, en donde brindó un agitado discurso de 35 minutos.

El legislador Jacinto Suárez recuerda que “en esa ocasión Castro recorrió casi todo el país. Un día llegó a Bluefields, al otro fue a Las Manos en la frontera con Honduras. También fue a Granada, Masaya y León”.

SANDINO LO IMPACTÓ

Suárez, quien también es presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, comenta que “el sentimiento que tenía Castro por Nicaragua se debe al impacto que le causó la historia de Augusto C. Sandino y que en Cuba hubo una dictadura parecida a la de Nicaragua, que era la de Fulgencio Batista”.

Te interesa: Así serán los funerales de Fidel Castro

A su vez señala que “hay que recordar que de aquí salió la invasión de playa Girón”, una operación militar en la que tropas de cubanos exiliados, apoyados por Estados Unidos, intentaron invadir Cuba en abril de 1961. “Es decir, que este es un país que en los años de los Somoza sirvió como plataforma de agresión contra Cuba”, agrega.

A criterio del diputado Jacinto Suárez, “sintetizar la relación entre Fidel Castro y Nicaragua es complicada,  ya que Nicaragua influenció en Fidel y Fidel influenció en Nicaragua, a tal punto que desde el año 2000 en adelante se ha reunido con el presidente Ortega para enlazar más la solidaridad y la cooperación cubana”.

Venerado por unos y odiado por otros, Fidel Castro, nacido el 13 de agosto de 1926 en Birán, al oriente de Cuba, siempre fue una persona influyente, pero solo la enfermedad pudo apartarlo del poder. En 2006 delegó todos los cargos a su hermano Raúl Castro, actual mandatario de la isla caribeña.

SU SEGUNDA VISITA

El historiador Bayardo Cuadra recuerda como si fuera ayer la fecha en que Fidel Castro pisó por segunda vez el suelo nicaragüense, la mañana del 10 de enero de 1985. Era un día histórico, el país tendría un nuevo presidente: Daniel Ortega Saavedra.  

La relación entre los líderes revolucionarios nicaragüenses y  Fidel Castro, que inició por los años 60, tomó vuelo. “Es algo que hoy se puede evidenciar en el país. Nicaragua siempre ha tenido el apoyo de Cuba, porque Fidel Castro concibió la revolución como un proyecto solidario internacionalista”, expresa el embajador cubano en el país.  

Ver galería: Momentos del Comandante

El diputado y representante legal del FSLN, Edwin Castro, señaló durante un homenaje póstumo en el Teatro Rubén Darío que “es el año 2016, y continúan formándose miles de jóvenes en Cuba. Fidel es probablemente el ideal de lo que significa la solidaridad. Fidel es grande entre los grandes y es probablemente el político del siglo XX, y su ejemplo va ser imperecedero”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus