•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, arribó la tarde de este martes en Managua para participar en el acto de toma de posesión del presidente Daniel Ortega y de la vicepresidenta electa Rosario Murillo. En sus primera palabras recordó al fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez, quien hace diez años estuvo en el país como invitado en la investidura de Ortega tras ganas las elecciones nacionales de 2006.

"Hoy mismo, una tarde como hoy hace 10 años estuvmos en esta tierra con el comandante Hugo CHávez Frías, y veníamos al regreso de la historia grande, porque hace 10 años, con la esperanza viva, renovada, el comandante Chávez al darle la mano (a Daniel Ortega) y al felicitarlo le dijo ´empieza de nuevo la historia´", expresó Maduro tras bajar de su avión y ser recibido por representantes del gobierno y cuerpo diplomático en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino. 

Maduro llegó acompañado de su esposa Silvia Siles y entre quienes lo recibieron en suelo pinolero estuvo el embajador venezolano, Javier Arrúe. 

El mandatario venezolano reiteró sus felicitaciones a Ortega y Murillo, así como al pueblo nicaragüense "por la consolidación de este camino de paz, de reconciliación, por la consolidación de esta etapa nueva del sueño revolucionario de Sandino, esta etapa que empezó hace 10 años y que demostró que la paz con igualdad y justicia sí es posible".

"La vida no vale nada si no sentimos que estamos construiyendo algo más allá de lo que hemos conocido, si no sentimos que tenemos una patria grande a la que pertenecemos", agregó Maduro.

"O somos patria grande, libre, soberanada y feliz o no seremos jamás nada", finalizó.