•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Debería ser una persona con un nivel de popularidad, que la gente opine de él, como una persona responsable solidaria, ecuánime, con capacidades administrativas, honesta, una persona que sin duda tenga una práctica religiosa para que pueda responder a este pueblo creyente. Sin duda, una persona que promueva la paz”, son las características que debería poseer un alcalde, según monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, obispo de Chontales.   

El 5 de noviembre de este año los 154 municipios del país eligen a sus alcaldes, vicealcaldes y concejales. De cara a las elecciones de alcaldes, monseñor Sándigo Jirón considera que “tenemos que ir aprendiendo a ver las elecciones no como una batalla campal de encontronazos y de ofensas, sino como una acción cívica, pacífica en la que se eligen a los mandatarios, en este caso a los alcaldes, entonces tenemos que ir creciendo en esa madurez”.

A su juicio el pueblo nicaragüense tiene que seguir el proceso electoral, pero antes tienen que conocer y analizar a los candidatos a alcaldes como personas. “Hay una ventaja cuando son elecciones municipales y es que a  los candidatos los conocés más porque están ahí, viven con nosotros, sabemos las cualidades, las virtudes que tienen y por ende la elección es más  acertada, porque nuestro voto va hacia una persona que realmente no puede engañarnos con propuestas que no va cumplir ni con personalidad que no es la suya”, sostuvo. 

El prelado aseguró que un buen nicaragüense, y más la Iglesia y sus ministros, siempre quieren “la paz y que las cosas se desarrollen sin ningún acto de violencia, con respeto, cordura, civismo, armonía y madurez”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus