•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Asamblea Nacional de Nicaragua (parlamento), controlada por los sandinistas, convocó hoy a una sesión especial mañana, viernes, para responder a la "Nica Act", un proyecto de ley impulsado en Estados Unidos destinado a frenar los desembolsos internacionales a Managua.

"El Parlamento nicaragüense debe de responder a lo inmediato a esta actitud de estos representantes de Estados Unidos", señaló el titular del Congreso, el oficialista Gustavo Porras, a periodistas.

El Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara baja de Estados Unidos aprobó este jueves la "Nica Act", cuyo objetivo es que la Administración estadounidense se oponga a la concesión de préstamos al Gobierno de Daniel Ortega, de 250 millones a 300 millones de dólares anuales, "excepto por razones humanitarias, o para promover la democracia en Nicaragua".

El legislador sandinista recomendó al pleno del Congreso aprobar una declaración "repudiando el tema, porque es su posición oficial".

La "Nica Act" deberá ser considerada en el pleno de la Cámara de Representantes, donde la iniciativa necesita como mínimo el visto bueno de dos tercios de los legisladores para ser aprobada y pasar a ser evaluada por el Senado.

Una versión similar a este proyecto ya fue aprobada por unanimidad en septiembre pasado por la Cámara de Representantes de EE.UU.

Tras la renovación del Congreso de EE.UU. con las elecciones legislativas y presidenciales del año pasado, un grupo de congresistas liderados por Ileana Ros-Lehtinen volvió a presentar la iniciativa para que pudiera ser considerada durante este nuevo periodo de sesiones.

Por su lado, el Gobierno de Nicaragua anunció hoy que reclamará por vías legales una millonaria indemnización a EE.UU. con base en una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitida en 1986 por daños causados durante la guerra civil nicaragüense.

"El Estado nicaragüense ha iniciado un proceso jurídico que nos permitirá exigir a los Estados Unidos de Norteamérica el pago de la indemnización ordenada en 1986" por la CIJ, "como compensación por los daños fatales ocasionados al pueblo y Gobierno de Nicaragua por la intromisión destructiva e ilegal de esa potencia en los asuntos nacionales", señaló el Ejecutivo nicaragüense en una nota de prensa.

El fallo de la CIJ fue dictado el 27 de junio de ese año para condenar los ataques con explosivos contra puertos y otras instalaciones de Nicaragua.

La Administración de Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) retiró el reclamo de indemnización contra EE.UU, por unos 17,000 millones de dólares.

EE.UU. es el principal destino de las exportaciones de Nicaragua y es la principal fuente de sus remesas, que alcanzan hasta un 6 % del producto interno bruto (PIB), mientras que las inversiones estadounidenses generan 300,000 empleos en el país centroamericano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus