•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nadie sabe los motivos que llevaron a Carlos José Siria Cruz, de 80 años, a tomar un cuchillo y asestarle cuatro estocadas, después dar varios martillazos en la cabeza a su esposa Thelma Salvadora Padilla Zavala, de 75, mientras ella dormía.

Luego de su acción, el hombre optó por suicidarse.

El femicidio seguido de suicidio se dio el miércoles 3 de junio a eso de las 11:30 p.m. en el barrio capitalino Santa Ana Norte, de la Iglesia católica dos cuadras al norte, donde la pareja convivió más de 50 años de matrimonio.

"No sabemos qué fue lo que pasó, como a las 9:00 p.m. le dimos las buenas noches como siempre, mis hijos y yo. No oímos discusión, ni gritos. Mi hermana y yo siempre estamos pendientes de ellos (los ancianos) porque mi papá se escapaba de ahogar con la tos, ya que estaba enfermo", dijo una de los ocho hijos que procreó la pareja, pero no quiso identificarse.

Desesperación
"Quién sabe si le puso una almohada, para que no gritara o qué. Nos dimos cuenta cuando mi hermana escuchó que se estaba ahogando, creyó que era mi papá, al entrar al cuarto, sus gritos nos despertaron, era mi mamá que estaba ensangrentada. Buscamos ayuda con los vecinos para trasladarla a un hospital, pero en el trayecto se nos fue (falleció)”, reveló entre lágrimas la mujer de 44 años.

"Nadie se había percatado del paradero de mi papá, todos corrimos a tratar de auxiliar a mi mamá, hasta pensamos que se había dado a la fuga. Eso fue horrible, mi hijo de 20 años, en la desesperación, salió corriendo y mi esposo detrás de él. Yo iba al hospital en un taxi con mi madre, hasta después me llamaron para avisarme que mi papá se había colgado en el cuarto", manifestó otra de las hijas de los occisos, que también prefirió omitir su identidad.

Detectives y personal de la Comisaría de la Mujer y la Niñez del Distrito II de Policía de Managua realizaron ayer un trabajo psicosocial en el barrio y peritaje en la vivienda para determinar las causas que originaron la tragedia.

Las hijas de la pareja manifestaron que su papá era de carácter fuerte, siempre maltrató de forma psicológica a su mamá, pero jamás la había agredido físicamente.

"Incluso cuando él (Carlos José) tomaba licor le daba por seguir con machete en mano a mis hermanos", agregó una de las féminas.

"Todavía se desconoce si se le dará cierre administrativo al caso, porque no hay a quién acusar, ya que el autor también falleció, pero se realiza todo el procedimiento de investigación", dijo el inspector Ervin Maltez, jefe de la secretaría ejecutiva del Distrito II de Policía.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus