•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nicaragüense capturado como principal autor material de la masacre en Costa Rica de una familia nica, compuesta por cuatro miembros, intentó burlar a la justicia presentando una identidad falsa, ya que tiene antecedentes por la violación de dos menores en el vecino país del sur.

En un primer momento, el nicaragüense de 40 años dijo llamarse Jairo Díaz Aragón, pero las autoridades descubrieron que su identidad real es Róger García Borges.

“En Pérez Zeledón (Costa Rica) estuvo detenido en su momento y al ser llevado a los tribunales lo liberaron, desconozco las razones, por eso dio los datos que quiso, no teníamos la identidad exacta, pero a través de coordinaciones se descubrió la identidad”, dijo el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Francisco Segura, según reportan los medios ticos. Róger García Borges.

Aunque las autoridades no dieron detalles del avance de las investigaciones, sí dijeron que tienen fuertes indicios que vinculan a García Borges con la muerte de los nicaragüenses Ramón Suárez Espinoza, quien tenía 50  años; su esposa, María Haydée Miranda, de 32; y los hijos de ambos, de 11 años y 9 años.

El acusado habría apuñalado a toda la familia, hace una semana en la provincia Santa María de Dota, de Costa Rica.

Dos indagados más

Las autoridades costarricenses revelaron que también capturaron a otro nicaragüense que estaba en la vivienda al momento del allanamiento, y a la pareja sentimental de García Borges.

“Detenido solo uno, el sospechoso (García Borges), las otras dos personas no están en calidad de detenidas, sino que están por efecto de investigación”, aclaró el director del OIJ.

Reveló también que el detenido tiene dos años de estar en Costa Rica y que por las acusaciones de violación contra dos menores se fue a vivir a Dota, lugar donde ocurrió la masacre.

Primero fallecieron los dos adultos, luego los niños, no podemos entrar en mayores detalles". Francisco Segura
director del Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica.

“En las investigaciones, el detenido (García Borges) conocía al fallecido (Ramón Suárez Espinoza)  con quien tenían una relación de amistad”, manifestó Segura.

¿El móvil?

La Policía de Costa Rica detalló que continúa con las investigaciones para determinar el móvil del crimen.

“Se habla de un problema económico, de un problema de tierra, con la localización de los indicios, con los dos allanamientos que estamos haciendo en este momento (ayer),  con algunas personas que entrevistemos lo sabremos con certezas más adelante”, agregó el funcionario.

En los allanamientos se utilizó la técnica canina y los zapadores, quienes tratan de ubicar las armas blancas utilizadas en el crimen.

Los cuerpos de las víctimas ya fueron sepultados en la comunidad de Presilla, en el municipio de El Rama, Región Autónoma del Caribe Sur de Nicaragua.

Hasta el cierre de esta edición, Róger García Borges continuaba en una audiencia por el delito de homicidio.

La Fiscalía costarricense solicita prisión contra el nica.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus