Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con quemaduras de segundo y tercer grado resultó el niño de iniciales B.A.R.R., de 10 años,  originario de La Trinidad, luego de que un cable energético de 220 voltios cayera encima de él, cuando caminaba sobre una de las aceras del reparto Villa Trinidad.

Afortunadamente el hospital general Pedro Altamirano, de La Trinidad, queda ubicado a pocas cuadras del suceso, por lo que el pequeño recibió asistencia médica de inmediato, pero por la gravedad del caso fue trasladado al hospital escuela San Juan de Dios, de Estelí.

Conexiones ilegales

En el sector donde ocurrió el accidente existen muchas conexiones eléctricas ilegales, por lo que la población solicita a las autoridades correspondientes ordenen el servicio de energía.

“Además de las conexiones  ilegales se le debe sumar la falta de mantenimiento y las afectaciones provocadas por las últimas lluvias acompañadas con vientos, que han provocado los desprendimientos de los cables”, dijo uno de los lugareños, quien prefirió no identificarse.

Los doctores de turno manifestaron que las heridas son graves, pero el pequeño está fuera de peligro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus