•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras jugaba con su hermano, Luis Hernández, de 14 años, resultó con un punzón clavado en el pecho, pero logró sobrevivir gracias a la atención del Benemérito Cuerpo de Bomberos, que lo trasladó a un hospital. El subteniente Jorge Berríos llamó a la población a evitar que los menores de edad jueguen con objetos cortopunzantes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus