•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de familiares encontró en estado de descomposición el cuerpo de Francisco Duarte Díaz, de 50 años, quien tenía casi una semana de estar desa-

parecido y cuyo cadáver presentaba golpes y machetazos en diferentes partes.

La Policía Nacional está en la búsqueda de los autores del homicidio.

Al momento del hallazgo, el cuerpo estaba boca abajo, presentaba golpes, el brazo izquierdo estaba amputado y a la mano derecha le habían cortado cuatro dedos.
La denuncia fue interpuesta en la Policía por Vilma Pérez, de 26 años. Ella señaló que Duarte salió de su vivienda, ubicada en la comarca Yahoska de Arriba, en el municipio del Cuá, Jinotega, a realizar un negocio y no regresó.

Ante su ausencia desde el 5 de junio, sus familiares salieron a buscarlo y lo encontraron hasta el jueves pasado, pero ya sin vida.

Para robarle

Las investigaciones policiales determinaron que el asesinato ocurrió en la comarca Yahoska Número Dos: de la escuela Santa Lucía 500 metros al noroeste, donde al parecer sujetos desconocidos interceptaron a la víctima.

La denunciante asegura que el móvil del crimen es el robo. “Él (Duarte) portaba dos armas de fuego, una escopeta y un revólver calibre 38. Además traía dinero en efectivo, no sé cuánto”, detalló Pérez.

Según la familia doliente, la víctima laboraba en la agricultura durante el día y por la noche trabajaba como vigilante en una pulpería.

La Policía de Jinotega dirige las investigaciones en dos direcciones: una es verificar el lugar donde realizaría el negocio del cambio de unas armas y la segunda hipótesis es que lo hayan estado esperando para saldar alguna rencilla personal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus