Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las investigaciones para esclarecer el asesinato del ganadero  Lucas Rugama Ordóñez y su trabajador Yáder Enrique Vallecillo Gutiérrez, de 52 y 22 años respectivamente, se encaminan por buen rumbo, aseveró el comisionado mayor Alejandro Ruiz Martínez, jefe de la delegación de la Policía en el departamento de Estelí.

Rugama Ordóñez  y Vallecillo Gutiérrez fueron ultimados a balazos  a la medianoche del jueves pasado cuando se encontraban dormidos en la casa-hacienda Linda Vista, propiedad del ganadero, ubicada  en el sector denominado Corre vientos, zona Los Gualiquemes, unos doce kilómetros al noreste de la ciudad de Condega, Estelí.

El comisionado mayor Alejandro Ruiz Martínez manifestó que para no perjudicar el curso de las investigaciones no brindaba detalles sobre el avance de las pesquisas, pero que el proceso para esclarecer esos crímenes va por buen camino.

“Hemos logrado ya un punto de inicio para aclarar los hechos y consideramos que vamos a concluir con éxito”,  dijo el comisionado mayor Ruiz.

Es posible que en la próxima semana podríamos darle a conocer a los periodistas frente a qué hechos nos enfrentamos y sus posibles autores, así como los móviles que ocasionaron tales acciones sangrientas, acotó.

“Estamos investigando, vamos avanzando, es nuestro papel. Todo un equipo interdisciplinario está destinado a tiempo completo para esclarecer esos crímenes”, advirtió.

Asimismo, Ruiz declinó brindar detalles sobre las posibles causas que habrían motivado a los autores a cometer los dos asesinatos y si se trataba de personas cercanas a las víctimas.

Tampoco quiso señalar si hay o no personas detenidas para efectos de pesquisas; se limitó a expresar que en su momento se explicará a los periodistas el trabajo investigativo y sus resultados.

Sin descartar
Es de señalar que hace tres meses también elementos desconocidos ultimaron a balazos al también ganadero y comerciante José Ramón Rugama Ordóñez, quien era hermano de Lucas. Al ser consultado sobre si ambos hechos tenían vínculos, el comisionado externó que los actos investigativos que ahora realizan conforman un conjunto de hipótesis, en el que no se descarta tal posibilidad.

José Ramón circulaba en una motocicleta de su finca, ubicada próxima a  la zona donde ahora ocurrieron los hechos sangrientos, hacia una casa que tenía en la ciudad de Condega. Sus verdugos le dispararon mientras estaban detrás de unos matorrales con revólveres, posiblemente 9 milímetros.

Las autoridades descartaron en su momento que el móvil haya sido el robo, pues las pertenencias del ahora difunto las tenía e inclusive su teléfono móvil y dinero los tenía en unos de sus bolsillos delanteros  del pantalón.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus