•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos hermanos, de 22 y 15 años respectivamente, son los sospechosos de asesinar a su propia madre, a una sobrina y a una empleada doméstica para tomar el control de 200 manzanas de tierra, informó ayer la Policía.

Los dos jóvenes enfrentarán cargos por asesinato, parricidio y robo agravado, explicaron las autoridades.

Bernardo Guadalupe Sevilla Espino, de 22 años, es el único sospechoso que presentó ayer la Policía ante los medios de comunicación, porque el otro detenido y también hijo de la víctima, es menor de edad.

Los hechos se dieron en el barrio Buenos Aires de Acoyapa, Chontales, el 19 de junio, donde encontraron sin vida a Ana María Espino Requenez, de 55 años, (madre de los detenidos); su nieta Mayra del Carmen Sevilla Espino, de 20; y la empleada doméstica, Zenaida del Rosario Fonseca López, de 16.

“El móvil del crimen fue la obtención de la propiedad y el dinero de la venta de cinco manzanas que había hecho la joven Mayra, y por lo cual estaba disgustado Bernardo Guadalupe, ya que según él la joven no debía haber heredado”, informó el comisionado Bayardo Rosales, jefe policial de Chontales.

El caso del padre
En las investigaciones policiales determinaron que Guadalupe Sevilla (padre de los detenidos), asesinado hace 18 meses, les heredó a los ocho hijos que procreó con Ana María 95 manzanas de tierra, pero Bernardo las vendió poco a poco.

“Bernardo vendió primero 24 manzanas y luego el resto porque llevaba una vida de derroche, por lo que la mamá le reclamó y el detenido le dejó de hablar buen tiempo”, añadió el jefe policial.

Según la Policía, ambos detenidos confesaron el crimen atroz, y además tienen las declaraciones testificales de las dos sobrevivientes con síndrome de Down, de 18 y 38 años de edad, quienes son hermanas de los sospechosos.

Otro hermano de los señalados, Wilfredo Sevilla Espino, mantuvo que a su parecer los dos jóvenes no cometieron el triple crimen.

“Éramos bien unidos, si habló el pequeño (de 15 años), solo locuras dijo porque él es enfermo, pido a la Policía que presenten pruebas”, dijo Sevilla Espino.

  • 170 mil córdobas en efectivo le decomisó la Policía a Bernardo Guadalupe Sevilla Espino.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus