•  |
  •  |

El cadáver del niño Byron Aarón Salmerón Ojeda, de 2 años, originario del barrio San Felipe en la ciudad de León, fue extraído del interior de una letrina, de 8 metros de profundidad, por miembros de la Dirección General de Bomberos (DGB).

Cristina Verónica Ojeda, de 25 años, progenitora del menor, admitió este viernes ante la delegación policial que este accidente se produjo por descuido de ella y de las demás personas mayores que se encontraban en la vivienda.

Ojeda destacó que mientras realizaba labores domésticas, en horas de la tarde del jueves, se descuidó del niño.

“A las 4:45 p.m. noté la ausencia de mi hijo y comencé a buscarlo, nadie me daba información de su paradero, pero luego de pasado los 45 minutos se me ocurrió asomarme en la letrina y observé los piececitos de mi bebé, solicité ayuda a mis familiares y vecinos, pero después de dos horas y media fue extraído sin vida por los bomberos", dijo.  

Según las autoridades, el niño cayó de cabeza al fondo de la letrina y murió a consecuencia de asfixia.

Onosma Cisneros, vocera de la Policía de León, afirmó que el caso fue calificado como muerte natural.

“El niño murió dentro de la letrina porque hubo negligencia, descuido de los padres de familia, la letrina carecía de una plancha de concreto y no tenía ningún tipo de medida de seguridad y por esa razón el menor cayó al vacío y murió”, comentó.

Cisneros explicó que luego de extraído el cadáver del menor fue entregado a sus familiares, “se le explicó a la madre que para saber las causas de la muerte del menor se tenía que proceder con una autopsia, ella (Cristina) y demás familiares se negaron a este procedimiento que es necesario para el esclarecimiento del caso", expresó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus