•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra / Costa Rica

Autoridades del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) sospechan  que la mujer que abandonó a unos gemelos recién nacidos el pasado 22 de junio es una nicaragüense que trabajaba como niñera en Villa Bonita de Alajuela, Costa Rica.

Los recién nacidos fueron abandonados  en una caja de cartón dentro de una bolsa negra detrás del Mall Internacional de Alajuela, estaban morados, sucios, llenos de sangre y tenían el cordón umbilical mal cortado y sin ligar.

La nicaragüense, de contextura gruesa, acostumbraba a usar ropa ancha aparentemente para esconder el embarazo, según dijeron los vecinos de la vivienda donde laboraba.

¿Escondía embarazo?

La pinolera tenía un año de cuidar a unos menores de edad y el mismo día que aparecieron los pequeños, ella confesó a sus patrones que ya no podría trabajar más porque tenía una enfermedad grave que tratarse.

Horas después aparecieron los bebés y nadie conoce el paradero de la nicaragüense. Según testigos, cerca de la casa donde laboraba la extranjera, encontraron trapos con sangre, por lo que informaron a las autoridades para que investigaran el caso.  

Los gemelos fueron llevados en condición delicada al Hospital de Niños y permanecieron varios días en incubadora. Ambos ya tienen nombre, uno se llama Santiago y pesa 1,800 gramos, y Diego pesa 1,300 gramos.

Fuera de peligro

Víctor Cubero, jefe de la Sección de Pediatría y Neonatología del Hospital de Alajuela, dijo que  la recuperación de los dos ha sido satisfactoria y ambos están fuera de peligro.  “Ellos ya abrieron los ojos y están tomando leche”.

Unas voluntarias acordaron visitar a los angelitos y darles calor de madre, utilizando la técnica conocida como “madre canguro”, que consiste en colocar al bebé sobre el pecho desnudo con lo que se obtiene un contacto piel con piel, que para el bebé representa ventajas emocionales y físicas, por lo que los menores han aumentado de peso.

Los médicos señalaron que es poco probable que la mujer haya estado sola al momento del parto.

“Hay algunas complicaciones, a veces entre ellos mismos se hacen un gancho, como por ejemplo se adhiere uno, con su cabeza, a la pelvis del otro y generan un nudo por lo que les cuesta salir”, finalizó diciendo el médico.

Pero también porque el bebé de mayor peso tenía moretones en las piernas, “como si alguien lo hubiese sacado a la fuerza, pero su cabeza, por ser más grande y dura, es lo que nos hace pensar que alguien le ayudó a la mujer y jaló las piernas del menor”, añadió Francisco Pérez, jerarca del Hospital de Alajuela.    

Quieren aumentar pena 

El diputado Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional, formuló un proyecto de ley para incrementar las penas de 20 a 35 años contra quienes abandonen a recién nacidos.

“El tema de abandono de un bebé como el que se dio en Alajuela (el de los gemelos), realmente lo que existe ahorita es una pena de 3 a 6 años cuando ocurre el grave daño en el cuerpo y 10 años cuando la persona abandonada muere”, indicó.

Si la reforma fuese aprobada, cuando se provoque la muerte de un bebé la pena sería de 6 a 10 años, pero sería más drástica si el fallecido resulta ser un recién nacido, castigándolo con una condena de 20 a 35 años. 

60 cámaras por lo menos han revisado agentes del OIJ de Alajuela de los comercios cercanos al lugar donde una madre abandonó a los gemelos recién nacidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus