Fátima Tórrez González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Debido a edema cerebral y hemorragia intratorácica falleció el motorizado Reynaldo Antonio Briones, de 52 años, luego de ser impactado por una camioneta en la segunda entrada a Las Colinas.

El médico forense Juan Carlos Medina Solórzano dictaminó que las lesiones le provocaron a la víctima laceración pulmonar, ocasionándole la muerte.

Briones laboraba como guarda de seguridad en el albergue del hospital del niño Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”  y el martes 30 de junio a eso de las 8:30 a.m., día del accidente, regresaba hacia su vivienda en la comarca San Antonio Sur, ubicada en el kilómetro 10½ Carretera a Masaya.

Paso vehicular

El accidente se registró cuando los agentes de tránsito regulaban el paso vehicular  en la hora pico y aparentemente el conductor  René García hizo caso omiso a la señal de alto.

“Yo pasé porque estaban dando vía y llevaba mi preferencia, espero en Dios que el motorizado se recupere, nadie quiere matar a nadie”, dijo García, quien será juzgado por el delito de homicidio imprudente.

“Hacemos el llamado a los conductores para que respeten las señales de tránsito, también pudo ser un agente de tránsito el atropellado”, dijo el comisionado José Guevara, quien estaba a cargo de la regulación vial.

Aunque Briones fue trasladado con vida al hospital Roberto Calderón, falleció en horas de la noche.

Pilar de la familia

Briones era padre y madre para sus cuatro hijos, debido a que hace más de cinco años la compañera sentimental formó otro hogar.

“Es cierto que somos adultos, pero el menor es un adolescente y cursa el segundo año de la carrera de Arquitectura, mi padre con su esfuerzo quería verlo culminar sus estudios, ahora quedamos desamparados, porque él era el pilar del hogar”, dijo entre lágrimas Meyling Briones, hija de la víctima.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus