•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El consumo de licor llevó a dos ciudadanos a atentar contra la vida, uno privó la existencia de un pariente y el otro intentó contra sí mismo.

Uno de los casos ocurrido en la colonia capitalina 10 de Junio la madrugada de este viernes, donde José Antonio López, de 28 años, sin medir las consecuencias y en un momento de cólera, tomó un cuchillo de cocina y sin pensarlo dos veces, se lo introdujo en el tórax.

El inusual suceso se dio luego que López sostuviera una discusión con su compañera de vida, quien pidió no ser identificada. Los parientes del joven dijeron que este andaba bajo los efectos del licor.

Asistencia médica

Al percatarse la joven de 25 años, lo que había hecho su marido, abrió la puerta del cuarto y al verlo ensangrentado llamó a los paramédicos de Cruz Roja, ubicado a unas cuadras de su vivienda.

Luego de darle los primeros auxilios, lo trasladaron al hospital Roberto Calderón, donde los galenos señalaron que su condición es estable.

Mientras que en Nueva Guinea, las autoridades policiales reportaron la muerte de Santos Margarito Benavides Urbina a manos, supuestamente, de su tío Nicolás Benavides Ramírez.

Datos preliminares detallan que tanto víctima como victimario estaban ingiriendo licor en uno de los caminos a la comarca El Dorado, jurisdicción de San Miguelito.

Trifulca

“Tío y sobrino estaban ingiriendo licor y al parecer al calor de los tragos protagonizaron una trifulca”, informó el comisionado mayor Noel Cruz, jefe de la Policía de Río San Juan.

“El victimario (Nicolás Benavides) sacó un cuchillo y le asestó cinco estocadas, luego dejó el cuerpo a orilla del camino y se dio a la fuga”, informó el jefe policial.

“Se realizó trabajo de campo y se logró ubicar al presunto autor, capturándolo en la comarca Quebrada Seca, perteneciente a San Miguelito”, agregó el funcionario.

El detenido por su parte, alegó defensa propia. “Cuando le pedí el trago de guaro (a Santos Margarito), me golpeó en la cara y yo solo me defendí”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus