•   Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las investigaciones policiales entorno al supuesto suicidio de Sergio Marín Gradis, de 32 años, involucran a la ahora viuda Ivania Acevedo, de 25 años, quien fue llevada a los tribunales de justicia acusada del delito de parricidio.

El suceso se dio la tarde del 14 de julio en la vivienda de Marín, ubicada en la comarca Dipilto Viejo, al momento que él supuestamente se disparó en el pecho con un revólver, luego de sostener una acalorada discusión con su compañera de vida.

Nuevo giro

Sorpresivamente cambia el giro de las investigaciones, ya que antes el comisionado Wilmer Carrasco Ponce, vocero policial en Nueva Segovia, declaró dos días después del hecho que el deceso de Marín había sido un suicidio motivado por problemas pasionales, por lo que se pasó el informe al Ministerio Público.

“En conclusión, no existe responsabilidad penal contra nadie”, dijo en su momento el comisionado Carrasco.

Sin embargo el domingo último, una patrulla policial se estacionó en la Carretera Panamericana, frente a la vivienda de Acevedo, en el barrio Germán Pomares, y le notificaron la detención inmediata.

Este lunes Acevedo fue remitida ante un juez en los juzgados de Ocotal, donde se realizó la audiencia preliminar. 

Una fuente policial dijo a El Nuevo Diario que la pareja había tenido un fuerte altercado.

“Al parecer en un momento de ira y enojo, (ella) tomó el arma y le disparó a su marido), manifestó la fuente.

“La cuartada utilizada, por la único testigo (Acevedo), fue que su marido (Marín) se disparó mientras limpiaba el arma, pero en ninguna de las hipótesis cuadraba que el hombre se disparó en el esternón (el hueso plano y alargado, situado en la parte central y delantera del tórax)”, comentó el informante.

Aunque la víctima fue trasladada al hospital Alfonso Moncada Guillén, de Ocotal, expiró minutos después.

La familia doliente comentó que Acevedo tenía planes de irse a trabajar a España, a lo que se oponía Marín, aparentemente por celos, argumentando que no podía dejarlo con el niño de 10 años que procrearon.

38 milímetros fue el arma utilizada en la muerte de Sergio Marín Gradis.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus