•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De un balazo en la sien derecha, asesinaron la madrugada del lunes al nicaragüense Nelson Vargas Lagos, de 40 años, su cuerpo quedó en una calle de tierra paralela a la línea del tren en El Tajo.

Vargas laboraba como mandador y vigilante en una finca,  y “al parecer ha habido robos de ganado en la zona, parece que  él sabía algo y  por eso lo asesinaron”, comentó un conocido de la víctima, quien prefirió el anonimato por temor.

Vargas acostumbraba pasar todos los días para llegar a su trabajo por el sector donde lo encontraron muerto.

“El problema es que a él (Vargas) le gustaba tomar mucho licor y desde hace 15 días andaba tomando, pero igual era una gran persona, y buen amigo”, añadió el lugareño.

Las autoridades policiales no encontraron el celular de la víctima.

Móvil
El robo de ganado se da mucho en la zona, por lo que las autoridades presumen que el móvil del asesinato haya sido precisamente callar a la víctima.

La víctima tenía 27 años de vivir en Costa Rica y según la familia doliente, jamás regresó a Nicaragua porque sus dos hijas habitan en La Fortuna de San Carlos.

“Era muy buena persona, tranquila, trabajadora, por eso no nos imaginamos por qué pasó esta situación”, manifestó Berny Espinoza, familiar de la víctima.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) levantó el cuerpo y realizó la recolección de indicios, de sus pertenencias solo se recogió una billetera, un cargador y un anillo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus