•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un nicaragüense de apellido Arzón Suazo es el primer extranjero expulsado de Costa Rica luego de haber purgado la mitad de una condena de 50 años de cárcel, impuesta por el delito de violación en contra de una menor.  

De acuerdo con un informe entregado a medios locales de comunicación por el departamento de Migración y Extranjería costarricense, Arzón había sido condenado a 50 años de cárcel por el Juzgado Penal de Alajuela.  

Tras cumplir 25 años en presidio en Costa Rica, fue expulsado a Nicaragua para que termine de cumplir su condena en este país.

La violación la cometió el nicaragüense en la casa de una niña vecina de Ciudad Quesada en San Carlos, cuando los padres de esta no estaban en la vivienda.  
Según informó la oficina de prensa de Migración, el protocolo de expulsión del nicaragüense se ejecutó vía terrestre, mediante la frontera con Peñas Blancas.

Impedimento

“El apego al ordenamiento jurídico vigente da como resultado la expulsión de un extranjero, al que se le impone, por primera vez, en el marco de la Ley número 8764, en vigencia desde marzo del 2010, un impedimento de ingreso por 25 años”, dijo Kathya Rodríguez, directora general de Migración.

Arzón fue recibido por miembros del departamento de Migración de Nicaragua. La institución costarricense informó que el hecho corresponde a una decisión por la sana protección de la población infantil del país, además, explicaron que cuando una persona es expulsada de una nación, no podrá ingresar durante 25 años, en cambio, si es deportado deberá esperar 5 años para volver a hacer su entrada al país.  

“La Dirección General de Migración y Extranjería no permite hechos que amenacen la integridad de las personas ni pongan en riesgo a la población infantil de este país”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus