Lésber Quintero
  •   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Julián Collado Lorío purga una condena de 30 años de prisión por asesinar de un disparo en el pecho a su expareja, Iraida Alegría Bustos, de 27 años, y a un adolescente que accidentalmente presenció el crimen, sin embargo pretendía salir por segunda vez, a través del recurso de libertad condicional.

La juez Margarita Vanegas, del Juzgado de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de Rivas, rechazó el 31 de julio el incidente promovido por la abogada defensora, Judith Guevara López.

Argumentos

Guevara sostiene que su cliente cumple los requisitos para optar al beneficio de libertad condicional, al haber cumplido 13 años y 10 meses de prisión, además ha trabajado dentro del Sistema Penitenciario de Granada por más de 13 años.

De acuerdo con el expediente judicial 000435-2001PN, el doble asesinato ocurrió el 12 de agosto del 2001, entre la comunidad del Ostional y el Refugio de Vida Silvestre La Flor, cuando Collado, a bordo de un caballo, interceptó a su expareja.

En ese instante pasaba por el lugar del crimen a bordo de su bicicleta el adolescente Eliécer José López Ortiz, de 16 años, a quien Collado lo golpeó incansablemente hasta acabar con su vida, luego enterró ambos cuerpos en un mismo hoyo.

2001 en ese año ocurrió el crimen en Rivas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus