•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los restos de un nicaragüense que fue decapitado y enterrado en la zona fronteriza con Costa Rica fueron encontrados la mañana del miércoles por la Policía del departamento de Rivas y lugareños.

La víctima fue identificada como Andrés Emilio García Siles, quien tenía 57 años y antes de ser decapitado y enterrado en una quebrada, fue atado de pies y manos, según informó el capitán Elio Martínez, vocero de la Policía de Rivas.

La cabeza de García, que era originario del municipio de El Cua, Bocay, departamento de Jinotega, no apareció. 

La víctima se había trasladado a vivir a Nuevo Mundo, municipio de Cárdenas, para cuidar una finca ubicada a 200 metros de suelo costarricense. Aníes Migdalia García se  trasladó desde Jinotega hasta esta remota zona fronteriza para averiguar qué le había sucedido con su padre.

“Desde hace dos meses no sabíamos nada de él; en la búsqueda dimos con sus restos y  la ropa que vestía”, agregó.

Móvil

De acuerdo con el informe policial, los restos de García fueron localizados en la comunidad de Pueblo Nuevo Sur. “Fue enterrado bajo una quebrada; la lluvia ayudó a que los restos fueran quedando al descubierto”, comentó el capitán Martínez.

El móvil del crimen al estilo sicariato puede estar vinculado al robo de ganado, porque según la Policía, la víctima tenía antecedentes por abigeato.

Martínez detalló que recientemente hubo un robo de ganado al lado costarricense y que no descartan que García haya participado en ese ilícito y que en  represalia hayan decidido asesinarlo.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus