•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Golpeé a mi hija con un palo en la cabeza, pero cuando la golpeé ya estaba muerta”, dijo sin remordimiento Jazmina del Carmen Machado Martínez, de 19 años, durante la reconstrucción de los hechos la tarde del lunes, donde fue investigada por la muerte de su hija de dos años.

“La niña se me cayó de la cama y del golpe falleció, por miedo a que mi mamá me pegara, la fui a dejar cerca de la quebrada, ahí le di con un palo en la cabeza, pero ya estaba muerta”, insistió la detenida.

La Policía tiene a Machado como principal sospechosa de la muerte de su hija de dos años, a quien el 11 de agosto reportó como desaparecida, las múltiples versiones que brindó, entre ellas que los duendes se habían llevado a la menor, llevó a las autoridades a detenerla y remitirla ante la Fiscalía para que responda al delito de parricidio.

La reconstrucción de los hechos se dio la tarde del lunes en la quebrada La Garita, en el sector de Malpaso, ubicado en el kilómetro 140 de la carretera entre las ciudades de Matagalpa y San Ramón, donde unas personas que buscaban leña encontraron el cuerpecito de la menor la mañana del domingo 16 de agosto.

Jazmina del Carmen Machado Martínez será llevada a los juzgados en las próximas horas.

Sin programación

El fiscal auxiliar Alfonso Pineda, dijo que aún no estaba programada la audiencia preliminar para acusar a Machado, que posteriormente se daría a conocer, porque trabajaban en la acusación.

La forense Madalyn Valdivia realizó las pesquisas correspondientes, y determinó que la pequeña falleció a consecuencia de politraumatismo severo y un trauma craneoencefálico severo, esto debido a los golpes que la niña tenía en la cabeza y el rostro.

Las autoridades policiales manifestaron que remitirían a la detenida a valoración psiquiátrica, pero hasta el momento no se ha realizado el examen.

La comunidad está conmocionada y no se explican cómo una madre pudo cometer tales hechos, tampoco conocían si Machado tenía problemas psicológicos, ya que habitaba sola con su nueva pareja en una vivienda cerca de la quebrada donde encontraron el cuerpo de la menor.

“La familia de la muchacha (Machado) son originarios del municipio de Waslala y la detenida vivía sola en una casita”, dijo un poblador que por temor a represalia, evitó identificarse.

Durante la búsqueda de la pequeña, la misma Machado acompañó a las autoridades policiales a buscarla, sin embargo en el transcurso de las pesquisas la joven brindó varias versiones de la desaparición entre ellas que un familiar la había raptado y la habían regalado a un extranjero.

También quiso involucra en el hecho al padre biológico de la menor, al indicar que este presuntamente se la había llevado. Durante las investigaciones la Policía también detuvo a la nueva pareja de Machado, pero descartaron que tuviera participación en los hechos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus