•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un conflicto de tierra dejó como resultado la muerte de Pablo González Aráuz, de 62 años,  quien recibió varios impactos de balas a manos supuestamente de Benjamín Centeno, con quien tenía problemas por propiedad en el  municipio de Waslala, departamento de Matagalpa. 

La denuncia por el delito de asesinato la interpuso Luis Alberto González Díaz, de 28 años, hijo del infortunado, quien habitaba en la comarca de Dipina.

Según relató González, su progenitor salió montado sobre una mula hacia El Zapote Dudó, la mañana del 23 de agosto, con el objetivo de ir a su finca, ubicada en ese sector, la misma estaba en conflicto con Centeno.

Datos preliminares de la Policía detallan que don Pablo es interceptado en el camino por  Centeno, quien sin mediar palabra sacó su escopeta y le disparó, acto seguido se dio a la fuga.

Otra víctima

Hasta el momento las autoridades del orden no han capturado al prófugo.

Por otro lado, la Policía reportó el homicidio de Eliezer Ariel Pineda Sánchez, de 21 años, quien aparentemente empezó a ofender a su rival José Antonio Méndez Álvarez, de 38, quien decidió resolver sus diferencias con un revólver calibre 38.

El hecho ocurrió en la comarca de Wamblan, municipio de Wiwilí departamento de Jinotega, cuando Méndez se dirigía al poblado a vender frijoles, momento en que lo interceptó Pineda, y lo amenazó diciéndole “hasta hoy llega tu día”.

Luego, un acompañante de Pineda le coloca un machete en el costado a Méndez, originándose una riña entre las tres personas. Méndez recibe un machetazo en el brazo izquierdo, por lo que sale huyendo para salvar su vida.

Testigos relatan que Pineda intenta darle un segundo machetazo a Méndez, pero este sacó su revólver y le disparó en la cintura.

El primero intenta huir, es cuando Méndez le detona otros disparos hasta que le provocó la muerte a Pineda.

Los habitantes de la zona dieron aviso a la Policía y encontraron en medio de un charco de sangre el cuerpo de Eliezer Ariel Pineda, cuyo cadáver lo trasladaron al Instituto de Medicina Legal, para la respectiva autopsia.

En las investigaciones policiales detallan que el móvil del crimen se dio por el robo de unos semovientes que Pineda supuestamente se llevó de la propiedad de Méndez.

Las reses fueron recuperadas en tierras hondureñas y Méndez pasó a la orden de la Fiscalía, donde alegó que actuó en defensa propia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus