•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“¡Mi niña Señor, mi muchachita… por qué te la llevaste, por qué tuvo que ser mi hija la víctima de esos vagos!”, decía entre lágrimas Mildred Tinoco Mercado, de 18 años, mientras observaba dentro de un ataúd el cuerpecito de su primogénita, Brithany Jasarela Mora Tinoco, de siete meses de nacida.

La bebé murió a causa de una bala perdida a manos de pandilleros que ingresaron la noche del lunes al barrio René Polanco disparando a diestra y siniestra sus armas artesanales.

Según pobladores, los grupos delincuenciales que se disputan territorios son las denominadas “Los Comemuertos”, “Los Babys” y “Los Cholos”.

Al ocurrir el incidente la víctima estaba en brazos de su progenitor, Nelson Alexander Hernández Mora, de 24 años, en la acera de su vivienda. El joven atendía la venta de plátanos fritos, frutas y golosinas que estaban sobre una mesa en las afueras de su propiedad.

Sin tiempo

“Cuando los vagos entraron, no dio tiempo de nada, entraron disparando, habían niños jugando en la calle porque eso fue como a las 7:00 p.m. y todo mundo empezó a correr, a buscar refugio”, relató los momentos de zozobra Juan Ruiz, poblador de la zona.

Aparentemente, una de las balas pegó en la pared de la vivienda de Hernández y rebotó sobre la humanidad de la pequeña y el mismo proyectil hirió en la mano izquierda al progenitor, que era con la que sostenía a la tierna.

Aunque inmediatamente trasladaron a los heridos a los centros hospitalarios Roberto Calderón y Manuel de Jesús Rivera, “La Mascota”, respectivamente, la pequeña falleció la madrugada de este martes.

Según la familia doliente, el proyectil le afectó a la pequeña los intestinos y los pulmones, así como la columna vertebral. Los doctores no confirmaron la versión.

Justicia

Pobladores y familiares de las víctimas exigieron justicia y solicitaron más vigilancia y patrullaje en la zona.

“Ya no aguantamos los enfrentamientos de pandillas, aquí el jefe de sector de la Policía solo pasa una vez y en la mañana, luego se desaparece, es necesario que patrullen el barrio para que no mueran personas inocentes”, dijo una pobladora, que por temor no se identificó.

Le pido a la comisionada Aminta Granera que limpie este barrio tanto de vagos como de droga, que la muerte de mi nieta no quede impune”. Yadira Cruz, abuela de la víctima.

“En esta casa somos gente trabajadora y cristiana, nadie tenía problema con nadie, exijo que castiguen a los delincuentes, ni que me den lo que me den, no van a revivir a mi niña”, manifestó entre lágrimas Yadira Cruz, abuela de la menor.“¿Quién me va a levantar ahora?”, se preguntaba la joven madre Mildred Tinoco Mercado.

Los restos de la menor descansarán en el cementerio Milagro de Dios, en Managua.

La semana pasada, en el barrio Villa Austria, un joven de 15 años también murió debido a intercambio de balazos entre pandilleros.

  • 2 personas están supuestamente detenidas, la Policía del Distrito Cinco no confirmó la versión.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus