•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres nicaragüenses resultaron asesinados el pasado viernes en circunstancias de violencia, dos en Guatemala y uno en El Salvador.
Marcos Duarte Bello, de 45 años, y su hijo, Marcos Duarte Castillo, de 22, viajaban en una camioneta en Guatemala cuando un grupo de delincuentes intentó asaltarlos, y al resistirse los acribillaron, según informó Isayana Jiménez, familiar de las víctimas y quien vive en Chinandega.

El crimen ocurrió el pasado viernes, mismo día que en El Salvador perdió la vida Carlos Alfredo Ponce Castillo, de 25 años.

Originario de Chinandega, Ponce Castillo murió al recibir cinco balazos de miembros de la Mara Salvatrucha, en el departamento La Unión, El Salvador.

Ponce es el octavo chinandegano que regresa muerto a Nicaragua. Vecinos del sector explicaron que Ponce recientemente cumplió una condena por tenencia de armas, por lo que había estado cuatro años en prisión y había obtenido su libertad hace apenas un mes.

Alberto Arbulora, lugareño de Villa 15 de Julio, en Chinandega, pidió que el Gobierno se incline hacia estos municipios, que implemente la vigilancia y el patrullaje y abra fuentes de empleo, para que la ciudadanía no siga emigrando hacia los demás países centroamericanos.

Otros muertos

En la Villa 15 de Julio también se recuerda la muerte de Luis Vallejos, a cuya esposa, Isabel Andrade, asesinaron 45 días después, justo cuando gestionaba la repatriación de su compañero de vida.

Además murió Noelia Cadenas, cuyo cuerpo fue desmembrado y enterrada en El Salvador. De ese mismo país, apareció ahorcado Oscar Valle, y muerto a tiros terminaron Ramón Castillo y Saúl Arístides Jirón, en los últimos dos años.

Guatemala y El Salvador son dos de los países más violentos en el mundo, a causa de las maras y el narcotráfico.

En El Salvador el Gobierno declaró terroristas a las maras.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus