•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una romería de estelianos, unos creyentes y otros curiosos, no paran de llegar a la casa del matrimonio compuesto por Luis Manuel López y Ana Isabel Blandón, quienes aseguran que de los ojos de las imágenes de la Virgen María y del Sagrado Corazón de Jesús sale sangre, que aseguran es humana.

Las imágenes, grabadas en láminas de cartón especial, estaban en el dormitorio principal de la casa del matrimonio, próximo a la cuna de su primogénita de 3 meses de nacida.

Cuando Blandón dio a luz a su niña, un pariente de López le obsequió los cuadros, relata.

“Hay quienes creen que se trata de una manipulación de nosotros, pero no tenemos necesidad de eso”, dijo López.

La historia de las imágenes que lloran sangre se ha regado por los distintos barrios de Estelí y, según afirma López, un grupo de protestantes llegó ayer a su casa, tocaron el líquido de las imágenes, lo olieron y concluyeron que era sangre.

Luego, limpiaron con un pañuelo el rostro de las dos imágenes pero minutos después otra vez habían llorado.

Ese fenómeno está ocurriendo en el costado noroeste del barrio Igor Úbeda, en la ciudad de Estelí, lugar donde un grupo de personas permanece rezando el Santo Rosario a la Virgen.

Prudencia

El sacerdote Julio César Melgar, quien administra la parroquia La Cruz de El Calvario de Estelí, llamó a la prudencia en el caso de las imágenes de la Virgen María y del Sagrado Corazón de Jesús.

“Las altas autoridades de la iglesia Católica son prudentes en casos como estos”, dijo.

“Habrá que esperar una investigación a profundidad sobre el caso, tampoco puedo decir, como otros se han expresado, que es una manipulación, lo que tampoco indica que estoy dando como verdadero el hecho”, añadió.

Interpretacioneslas imágenes han atraído a creyentes. Máximo Rugama / END

Las devotas a la Virgen María y al Espíritu Santo señalaron que el hecho es incuestionable y creen que se trata de una señal divina.

Otras creyentes, como Jerónima Herrera Arauz, se movilizaron desde el barrio Boris Vega, ubicado a varias cuadras del lugar, para rezar y elevar plegarias a Dios, para que en el mundo no haya violencia y que suspenda fenómenos como la sequía.

“Sin duda la Virgen llora porque está triste y quiere que nos arrepintamos y que hagamos su voluntad”, sostuvo.

El inicio

López asegura que fue en la mañana del domingo cuando observó unos puntitos de sangre en los ojos del Sagrado Corazón de Jesús, pero luego su esposa notó que las manchas eran más grandes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus