•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La madre de un joven cofrade asesinado el pasado domingo, exigió justicia por el crimen cometido contra su hijo y por el que tres personas ya están en prisión.

“Yo quiero justicia para mi hijo, que esos asesinos paguen por lo que hicieron. ¡Justicia, justicia!, que no quede impune”, dijo ayer casi llorando Martha Páramo, madre del difunto, durante su intervención ante el juez Penal de Audiencia de Masaya.

Este miércoles se efectuó la audiencia preliminar por la muerte de Jonathan Martínez Páramo, miembro honorario de la Cofradía de San Jerónimo, quien falleció acuchillado y lapidado la tarde del pasado domingo durante la tradicional traída del Palo Lucio.

Los detenidos

Franklin José Namoyure García, Wilmor Antonio Díaz y Marling Aurelio Montiel Gómez, son los acusados por el delito de homicidio y llegaron a los Juzgados bajo un fuerte dispositivo policial.

Según el libelo acusatorio, Martínez muere tras intentar detener una pelea durante una procesión.

“Los tres acusados, en compañía de otros sujetos pertenecientes al grupo juvenil 26 de febrero, generaron una trifulca”, detalla la acusación.

Señalan que Namoyure García acuchilló a Martínez en el lado izquierdo del pecho, perforándole el pulmón.

Tras ser herido, Martínez buscó auxilio y llegó al costado sur del colegio Alejandro Vega Matus, donde cayó boca abajo y fue trasladado al hospital, pero falleció en el trayecto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus