•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Diarios Costarricenses

Las autoridades de Costa Rica investigan la muerte de la nicaragüense Hazel Patricia Quiñones Acuña, de 38 años, a quien asesinaron de un martillazo en la cabeza. Por ahora, el principal sospechoso del crimen es la pareja sentimental de la mujer, un hombre de nacionalidad nicaragüense.

El cuerpo sin vida de la mujer lo descubrió su patrón, Wen Quing Lin, quien al ver que Quiñones no se presentó a trabajar el domingo a las 6:00 a.m. como lo hacía desde hace diez años en un restaurante, decidió ir a su vivienda para saber qué había ocurrido.

La Policía tica presume que la mujer fue asesinada de un martillazo en la nuca, entre la tarde del sábado y la mañana del domingo en su casa de habitación, ubicada en Guanacaste, Costa Rica.

Préstamo 

Las autoridades buscan como principal sospechoso del crimen a un nicaragüense de apellido García, quien se presume era la pareja sentimental de la occisa y el sábado llegó al restaurante a hacer un préstamo en nombre de ella.

“La supuesta pareja de Quiñones llegó al restaurante para justificar la ausencia de la mujer (el sábado). En ese momento, le dijo al dueño que ella estaba muy enferma y necesitaba 300,000  colones, (unos C$15,433) para llevarla al hospital”, dijo una fuente de la Fuerza Pública.

Sin testigos

En la mañana del domingo, el asiático jefe de Quiñones seguía sin tener noticias de ella y decidió ir a buscarla a la casa, encontrando el cuerpo tendido en el piso de la cocina.

La vivienda más cercana a la de Quiñones está a unos 50 metros de distancia. Los vecinos aseguraron a la Policía que no vieron ni escucharon nada.

“Jamás tuvo problemas con nadie, yo la conocía como una persona sencilla, estamos muy preocupados ya que esta es una comunidad tranquila”, dijo Manuel Castillo, vecino de la occisa.

La Policía tica presume que el nicaragüense de apellido García huyó a Nicaragua luego de cometer el crimen.

Familiares de la víctima buscan ayuda con las autoridades nicaragüenses para repatriar el cuerpo y darle cristiana sepultara en Nicaragua.

La mujer asesinada era el pilar de su familia, ya que cada mes enviaba remesas.

Cifras oficiales indican que al menos seis nicaragüenses han sido asesinadas en el exterior, cuatro en Costa Rica, según estadísticas del organismo Católicas por el derecho a decidir.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus